www.melillahoy.es

Vox califica de “vergonzoso espectáculo” el uso electoralista del voto por correo

Jesús Delgado, responsable de Vox
Jesús Delgado, responsable de Vox

En cuanto al debate a cinco, aseguran que sólo Santiago Abascal fue el único que defendió los intereses de Ceuta y Melilla

miércoles 06 de noviembre de 2019, 04:06h
El portavoz de Vox en Melilla, Jesús Delgado Aboy, calificó ayer de “vergonzoso espectáculo” el que afirma están ofreciendo PP, PSOE y CPM acerca del uso del voto por correo en campaña, acusándose mutuamente de prometer “un puesto en los planes de empleo a cambio del voto” jugando con las necesidades de las personas que más lo necesitan.
En rueda de prensa, Delgado Aboy reconoce que aunque “es sospechoso que un 11% de la población haya votado por correo”, considera que nadie es quién “para decir cómo se tiene que ir a las urnas”, aunque deja patente que Vox apuesta porque quien solicita el voto por correo sea quién lo entregue.

Califica de “vergonzoso espectáculo” el que afirma están ofreciendo PP, PSOE y CPM acerca del uso del voto por correo en campaña y se pregunta “a qué juegan” acusándose mutuamente de prometer “un puesto en los planes de empleo a cambio del voto” y señala que se juega con las necesidades de las personas que más lo necesitan.

Deja de manifiesto que sobre Vox no va a existir sospechas de intento de “manipular” el voto por correo y que quieren “un proceso electoral limpio y que no se hagan trampas en las elecciones, que las habrá, aunque no sabemos qué partido las hará”.

Considera que entrar en un cruce de acusaciones “es denigrar el proceso electoral” y que Vox, para “favorecer la democracia” pide a los partidos que sus diferencias sobre “la compraventa de votos la diriman en los juzgados y que no denigren” a las personas.

Les invita a que “por una vez puedan comparecer en unas elecciones en igualdad de condiciones que el resto de partidos, pero no lo harán porque para ellos las elecciones son otra cosa”. Aseguró que si no se diera esta situación de “la compra de votos, la victoria de Vox sería aún más amplia”.

Melilla y el debate
Además de señalar que Santiago Abascal fue el ganador del debate a cinco, según las encuestas publicadas por RTVE y COPE, aseguró que fue el líder de Vox el único que se refirió a la defensa de la frontera de Ceuta y Melilla, frente al “silencio atronador del PSOE, PP, Ciudadanos y Unidas Podemos”.

Delgado Aboy reiteró algunas de las ideas expuestas por el líder de su formación a nivel nacional, como regular la inmigración y la construcción de un muro en el perímetro fronterizo para “proteger a Ceuta y Melilla”, mientras que acusó al resto de candidatos de no decir “ni una palabra en defensa de nuestros policías y guardias civiles, ni de los melillenses que en ocasiones los inmigrantes se han llegado a meter en sus casas”.

Recriminó a Albert Rivera que, en el tema de la inmigración, hablase de “amplitud de miras y se pregunta cómo piensa hacer frente a esta situación cuando “ya no cabe ni un inmigrante más” en las dos ciudades. “Solo Vox se preocupa por Melilla y al resto le da igual cuántos inmigrantes y menores no acompañados haya, porque no dijeron ni una palabra y eso los retrata, y nos dice a los melillenses que nunca hicieron nada por defender nuestra frontera y que todo es mentira, que lo que quieren es que les voten”, afirmó.

Vox asegura que “la única política válida para el crecimiento económico es mejorar la frontera”
Ignacio Ramírez, candidato al Congreso de los Diputados por Vox Melilla está convencido de que “las falsas propuestas de partidos que han demostrado no tener recetas económicas para Melilla, como son los casos del PP y el PSOE, y sus multimillonarias inversiones, no pasan de ser cantos de sirena o brindis al sol, a la hora de devolver a Melilla y a los melillenses lo que ha sido su rica economía y que ambos partidos han dejado morir”.

Ramírez tiene claro que “el brindis al sol de los socialistas en materia económica, con una inversión de 160 millones de euros procedentes de los fondos europeos, es otra de esas promesas falsas de aquellos partidos, que teniendo la oportunidad de haberlo hecho antes, no lo han hecho hasta ahora. Por tanto, ¿qué razones tendrían los melillenses para creerles ahora?”.

Según Ramírez, “con recuperar la frontera y lo que ello llevaba de intercambio fronterizo entre Melilla y Marruecos, gran parte de los problemas económicos de la ciudad y de sus pequeñas y medianas empresas se habrían solucionado hace mucho tiempo”. Pese a ello, el candidato de Vox ha lamentado que “ni el PP, Cs, ni el PSOE hayan querido hacerlo en los últimos años, dejando a la economía melillense, al borde de la muerte, si no es que haya muerto ya, y desde luego con una desilusión importante”.