www.melillahoy.es

BALONMANO-1ª DIVISIÓN ESTATAL

Pablo Torres, entrenador del C.D. Virgen de la Victoria de Melilla
Pablo Torres, entrenador del C.D. Virgen de la Victoria de Melilla (Foto: Guerrero)

Pablo Torres: “Debemos volver a ser el equipo de las seis jornadas anteriores”

Curro Campoy se pierde lo que resta de temporada, ya que tendrá que pasar por el quirófano, por una rotura del ligamento lateral de la rodilla derecha.

jueves 07 de noviembre de 2019, 04:00h
El cuerpo técnico del C.D. Virgen de la Victoria de Melilla confía en poder recuperar esta semana a varios de sus jugadores para el importante partido de este sábado, después de perder en la cancha del BM. Sanse por 33-25, en un encuentro en el que las bajas le pasaron factura. Los melillenses regresan al Pabellón Municipal Lázaro Fernández (18’00 H.), donde se enfrentarán al Ikasa BM. Madrid, en partido de Liga correspondiente a la octava jornada del Grupo F de la Primera División Estatal.
Pablo Torres, entrenador del conjunto melillense, se lamentó de las ausencias en el choque ante el BM. Sanse, aunque también reconoció que su equipo no estuvo bien. “Las bajas nos pasaron factura, pero también es cierto que no tuvimos opciones en el partido, excepto en los primeros veinte minutos del primer tiempo, pues a partir de ahí sobró los últimos diez minutos y todo el segundo tiempo. No tuvimos ritmo de juego y ofensivamente nos faltó muchísimo, al contrario de otras veces que hemos tenido opciones de poder ganar”.
No obstante, el preparador del Virgen de la Victoria ya está centrado en el próximo encuentro, en el que recupera a David Enríquez, Joel Jiménez, Carlos González y José Luis. Sin embargo, son bajas Joel Moreno y Curro Campoy, ya que el primero tendrá que estar una semana más en el dique seco y el segundo se pierde lo que resta de temporada, ya que tendrá que pasar por el quirófano, por una rotura del ligamento lateral de la rodilla derecha.
Pablo Torres explicó que lo más importante es recuperar a los jugadores de sus problemas físicos, “ya que tenemos bajas sensibles, pero también hay que trabajar con el equipo el aspecto anímico, aunque no ha pasado nada, pues se trata de la primera derrota a domicilio, que entra dentro de lo probable”.
“Es cierto que hemos bajado un poquito el listón defensivo y ofensivo, así que debemos trabajar esta semana en ello y volver a ser el equipo de las seis jornadas anteriores”, resaltó.
Por último, avisó que el partido de este sábado será complicado, ya que su equipo se medirá al Ikasa BM. Madrid, con el que el Virgen de la Victoria está empatado en la clasificación a 8 puntos. “Es un rival difícil, aunque la competición está muy igualada, y cuanto más pasen las jornadas más lo va a estar, tanto por arriba como por abajo. Hay muy poca diferencia entre todos los rivales, por lo que este encuentro se presenta muy difícil, como casi todos”.
Además, indicó que el conjunto madrileño vendrá con la moral a tope, tras vencer al BM. Málaga (27-21). “Las victorias siempre refuerzan la moral, pero nosotros debemos alejar esas sensaciones que tuvimos en la cancha del BM. Sanse y volver a recuperar las positivas de las jornadas anteriores, ahí va a estar la clave”, concluyó.