www.melillahoy.es

Ortega Smith afirma que el “paradigma de la corrupción” es que presida Melilla quien tiene “un solo diputado”

Los numerosos asistentes corearon con vivas a España las intervenciones del acto
Los numerosos asistentes corearon con vivas a España las intervenciones del acto

El salón de actos del Instituto Leopoldo Queipo acogió ayer el mitin electoral del secretario general de Vox en su visita a Melilla

jueves 07 de noviembre de 2019, 04:00h
Ante un numeroso auditorio, el secretario general de Vox España, Javier Ortega Smith, dejó patente ayer el compromiso de su formación de hacer suya las reivindicaciones para reforzar la seguridad en los puestos fronterizos de Melilla y potenciar la economía. En el plano político, pidió el voto para su formación, para impedir que se repitan pactos que dice han realizado PP y PSOE con “los enemigos de España”, o como en Melilla, que el partido que tiene un solo diputado sea el presidente de la Ciudad Autónoma, porque eso “es el paradigma de la corrupción política”.
Ignacio Sempere, candidato al Congreso por Vox en Melilla fue el encargado de abrir el mitin.

Sempere agradeció a los asistentes su valentía por acudir a este acto y por querer “defender a Melilla y a los melillenses”. Aseguró que este domingo está en juego mucho más que la construcción de nuevos colegios o un nuevo hospital, sino “el futuro de nuestra tierra, si queremos que Melilla sea más España o más Marruecos”. Pero todo esto “se cambiará este domingo cuando los españoles votemos mayoritariamente a Vox en las urnas”.

Ortega Smith
El secretario general de Vox España, Javier Ortega Smith fue recibido con aplausos, banderas y vivas a España. En su encendido discurso, aseguró que PP y PSOE “han pactado con aquellos que quieren destruir España” con tal de lograr la Presidencia.

En el caso de Melilla, indicó que Ciudadanos, “la veleta naranja, la naranjita podrida, lo que ha hecho ha sido poner en manos del PSOE y de CPM” el Gobierno de la Ciudad, y el hecho de que quien cuenta con un solo escaño en la Asamblea de Melilla sea presidente “es el paradigma de la corrupción política y de la poca vergüenza”.

Aseguró que, si en Vox alguna vez ocurre algo similar, “vendremos a echarle por su falta de respeto a los votantes y a los melillenses, porque no todo está permitido en política con tal de llegar al poder”. Por eso aseguró que en Vox “no tenemos las manos manchadas por la corrupción y la mentira”. Ortega Smith defendió que se endurezca la ley para que los políticos “corruptos vayan a prisión”, y también pidió un cambio en la ley electoral para que “cada voto valga lo mismo”.

No olvidó “a los leales que defienden en condiciones inaceptables” la unidad de España, y “a los que lanzan a la valla para parar a media África y después ven que esos inmigrantes ilegales que les tiran ácido reciben ayudas económicas y viviendas sociales que se les niegan a los españoles”. Por eso afirmó que los recursos deben ir primero para los españoles y después, “si sobran”, llevarlos a los países de origen para poner freno a la inmigración y a las mafias que se lucran de “la desgracia del ser humano”.

Ortega Smith dijo que el mensaje que quería trasladar a los melillenses es que Melilla “es España y lo seguirá siendo siempre, porque sois además frontera de libertad que se merece que no nos olvidemos de esta ciudad leal, y trabajadora que no chantajea al Estado, que ha sido firme, aunque se siente olvidada”.

Aseguró que los diputados de Vox trabajarán porque “la seguridad y la economía sean el número uno”. “Hay que invertir en Melilla y no en Marruecos; hay que dar recursos a la policía y la guardia civil y no a la policía marroquí que viene chantajeando a España y con ese dinero hay que construir un muro en la frontera”, indicó el secretario general de Vox, que defendió la necesidad de aumentar también los efectivos de las Fuerzas Armadas en Melilla.

Apostilló, por último, que “como la Legión, debemos estar todos a una para apoyar a los españoles y defender España, votando a Vox”. Con el himno nacional se cerró el acto.
Ortega Smith, durante su intervención
Ortega Smith, durante su intervención