www.melillahoy.es
El candidato al Congreso por Vox Melilla y empresario melillense, Ignacio Ramírez
El candidato al Congreso por Vox Melilla y empresario melillense, Ignacio Ramírez

Vox pide el apoyo de los melillenses “hartos y enfadados” por los problemas que sufre la ciudad

Ramírez lamenta la “adulteración” del voto por correo y reprocha a De Castro que rehúya de su “batacazo electoral”

sábado 09 de noviembre de 2019, 04:00h
El candidato al Congreso por Vox, pidió ayer el apoyo de los melillenses “hartos y enfadados” por los problemas que sufre Melilla en cuanto a inseguridad, educación, sanidad o comercio, para que antes de votar reflexionen sobre cómo se encuentra la ciudad y cómo podrá estar dentro de cuatro años si siguen gobernando en la ciudad los mismos partidos. Dejó claro que Vox no tiene miedo para luchar contra el “ninguneo político” de Marruecos y de los partidos locales “cómplices” que permiten que la ciudad se esté “asfixiando y ahogando”. Asimismo, lamentó la “adulteración” del voto por correo por su elevado incremento en la ciudad y reprochó a Eduardo de Castro que haya rehuido del “épico batacazo electoral” de la formación naranja.
El candidato al Congreso por Vox Melilla, Ignacio Ramírez, explicó que en esta campaña la figura del “votante dopado” a través del voto por correo ha emergido con fuerza ya que desconocen en qué condiciones han votado más de 5.000 personas. Señaló que se trata de una “adulteración” del resultado electoral, pero el partido acudirá a las urnas confiados en que serán unas elecciones libres.

“El voto útil resultó inútil”
Dejó claro que Vox no tiene miedo y por ello, cree que el domingo serán unas “urnas ganadoras como ya decidieron los melillenses hartos de ver que su tierra tiene menos futuro”. Por ello, pidió el respaldo de los ciudadanos “insatisfechos” por los problemas que tiene Melilla y por la inseguridad de las calles.

Ramírez destacó que el “voto útil” al que apelan algunos partidos ha resultado el “voto inútil” debido a que “han llevado a la ruina la ciudad desde hace 20 años”.
“No creo que haya mucho voto útil, lo que habrá será voto de hartazgo, desesperación, rabia y de esta vez no te reirás de mi ni de los míos”, dijo.

Ignacio Ramírez remarcó que Vox es “la verdad y la voz de los melillenses hartos de ver que la última salida que les queda es irse de su tierra”.
“Vox es la ilusión, ganas de servir en su tierra, la salida del túnel, el fin de inseguridad y la firmeza ante Marruecos con un muro infranqueable para que la ciudad no sea coladero de inmigrantes por parte de las mafias”, aseguró.

También, cree que el partido es el único que representa España con ese “apoyo y cariño” de las Fuerza y Cuerpos de Seguridad del Estado que “sufren las consecuencias de la inseguridad e inmigración”.

El candidato por Vox pidió a los melillenses que reflexionen en esta jornada y piensen en cómo esta Melilla y cómo puede estar dentro de cuatro años si siguen gobernando los que han estado en los últimos 20 años.

Después de pensarlo, Ramírez cree que la respuesta a sus dudas llegará respaldando al partido que no tiene miedo, al de los “melillenses valientes hartos de los ninguneos de Marruecos”.

“La veleta naranja no obtendría ni el 5% de los votos”
El candidato al Congreso por Vox Melilla se preguntó dónde ha estado el anterior candidato de Cs al Senado, Eduardo de Castro, durante esta campaña electoral. Ignacio Ramírez recordó que el partido ya sabía que no se presentaría después de que una “desconocida” Paula Villalobos consiguiera 700 votos más que él.

Además, indicó que en el partido de la “veleta naranja” saben que las campañas “tocan a muerto” porque según los sondeos, Ciudadanos va a perder uno de cada tres votos a nivel nacional, y en Melilla puede ser “épico” no obteniendo ni el 5% de los votos.
“Esto es lo que se querían evitar De Castro y Villalobos, que ya están cómodamente instalados en sus poltronas de la Asamblea, y uno de ellos con su autoimpuesto sueldo de 7.000 euros alejándose de su batacazo electoral”, sostuvo.

El candidato cree que Melilla “no paga a traidores y se lo van a hacer pagar bien caro porque Cs ha traicionado a la ciudad, a sus electores, pero a Vox no nos engañaron”, apostilló.

Subrayó que Vox es un partido que ha hablado “claro” y que defiende los intereses de España y de los españoles, “no como Cs un partido que va como una veleta según sople el levante o el poniente”.