www.melillahoy.es
La Caravana del PP dedicó el último día de la campaña a recorrer el centro de la ciudad
Ampliar
La Caravana del PP dedicó el último día de la campaña a recorrer el centro de la ciudad

El PP asegura que su opción representa la prosperidad y libertad, y otros la ruptura e imposición

“Aquí está el futuro”, aseveró Acedo, convencida de que el PP ofrece el “mejor proyecto para España, y también para Melilla incardinada en la bandera de España”.- Imbroda pidió “un último arreón” en la recta final de campaña

sábado 09 de noviembre de 2019, 04:08h
El PP pidió ayer, en el último día de campaña electoral, un apoyo “patriótico” para su formación y dejó claro que su opción “representa la prosperidad y la conquista social más importante que tienen los españoles, que es la libertad”, frente a “otras opciones que representan la ruptura y la imposición”. En declaraciones a los periodistas, la candidata del PP al Senado, Sofía Acedo, subrayó que este domingo los ciudadanos elegirán entre estos dos modelos, y por ello pidió el respaldo al que representa el PP “como joven melillense” nacida en esta ciudad, que quiere tener futuro en ella y que haya “una Melilla viva”.

“Aquí está el futuro”, aseveró Acedo, convencida de que se trata del “mejor proyecto para España, y también para Melilla incardinada en la bandera de España”.
Acedo participó junto a los otros dos candidatos del PP melillense en las elecciones generales, ante las que dijo que su partido tiene “muy buenas sensaciones” después de una semana visitando los diferentes barrios de Melilla, escuchando a sus habitantes y manteniendo reuniones sectoriales con distintos colectivos.
“Hemos conseguido conectar con la gente”, señaló la candidata al Senado, una afirmación que secundó su compañero de terna y presidente regional del partido, Juan José Imbroda, que aseguró que el PP ganará las elecciones en Melilla “y sería muy bueno que las ganara a nivel nacional y Pablo Casado sea presidente del Gobierno de España”.

“El mejor candidato”
En su opinión, Casado es “el mejor candidato” y tiene “una gran cabeza y se sabe España perfectamente”, frente a otros “que solo tienen cuatro eslóganes y cuatro ideas muy demagógicas y populistas” pero que “rascas y detrás no hay nada”.
Por ello, reclamó “un último arreón” en la recta final de la campaña para hacer posible la victoria del PP “por una gestión reconocida, un proyecto de España y de Melilla, y por la libertad, igualdad e integración de todos”.
Imbroda insistió en su mensaje de no dividir los apoyos del centro derecha porque en las elecciones generales solo gana la opción con más votos al haber un único escaño en juego en el Congreso de los Diputados.

Cohesión territorial
El candidato a esta Cámara, Fernando Gutiérrez Díaz de Otazu, también compartió la idea de Imbroda respecto a Pablo Casado, del que dijo que, si es el más votado mañana, el PP formará un gobierno “que busca dar respuesta a los problemas de todos los españoles”, entre ellos el de la “situación de desaceleración económica importante” que se avecina.
“Es preciso poner al frente de la Nación a un partido que históricamente ha demostrado capacidad de enfrentar este tipo de situaciones y relevar lo antes posible al presidente que está comprometiendo la cohesión territorial de España, porque no tiene más capacidad de pacto que con aquellos que comprometen la cohesión territorial de España”, dijo Díaz de Otazu.
En este punto, recordó cómo en el debate electoral celebrado el pasado lunes, Casado preguntó a Sánchez varias veces si descartaba pactar con los independentistas del País Vasco y de Cataluña “y no contestó en ningún momento”. “O sea, que no lo descarta”, sacó como conclusión Díaz de Otazu.

Compromiso con los militares de más de 45 años

El candidato del PP al Congreso, Fernando Gutiérrez Díaz de Otazu, reiteró ayer el compromiso de su partido con los militares que tienen más de 45 años y en estos momentos se ven obligados a abandonar las Fuerzas Armadas, como consecuencia de la Ley de Tropa y Marinería aprobada en 2006 por el Gobierno de Zapatero. El PP local acaba de firmar un acuerdo con ATME para comprometerse a paralizar esos ceses a los 45 años “para dar salida hacia la vida civil” a estos soldados o “retenerlos” mientras tanto en las Fuerzas Armadas, en puestos de más edad.