www.melillahoy.es

La Tuna de Empresariales representa a Melilla en el “XXXIII Certamen Nacional de Tunas” celebrado en la ciudad de Valladolid

La Tuna, la gran embajadora de Melilla
Ampliar

La Tuna, la gran embajadora de Melilla

Por Javier Alarcón

sábado 09 de noviembre de 2019, 04:03h
La Tuna de la Escuela de Estudios Empresariales o bien llamada “Tuna de Empresariales de Melilla”, participa este fin de semana en el prestigioso XXXIII Certamen Nacional de Económicas y Empresariales que se celebra en la ciudad de Valladolid, siendo este uno de los certámenes más importantes pues reúne a las diez mejores Tunas de España, y donde la Tuna de Empresariales de Melilla representa a nuestra ciudad.
Las actividades a desarrollar comenzaron este viernes por la tarde en la Zona Centro de Valladolid con el tradicional “Pasacalles” y finalizando con el concurso de Rondas en la misma Plaza Mayor de la ciudad. Hoy sábado a las 17:00 h en la famosa Cúpula del Milenio, la Tuna de Empresariales de Melilla tendrá el honor de abrir el concurso de Tunas, donde tendrán un máximo de 20 minutos para interpretar su mejor repertorio al igual que el resto de Tunas.

El nuevo repertorio de este año comenzará con los temas, “Sonrisas y flores (popular)”, “Siboney (canción solista interpretada por el tenor melillense Sebastián Alarcón)”, “Que no se rompa la noche (versión bolero)”, Las Palmeras (Alberto Cortez), y finalizando con el famoso pasodoble “Viva el pasodoble”.

La Tuna de Empresariales, siempre como gran embajadora de nuestra ciudad, entregará una metopa representativa de nuestra ciudad al Alcalde de Valladolid D. Óscar Puente, en nombre del Presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla D. Eduardo de Castro González.

Historia de la Tuna en Melilla
La Tuna es seguramente una de las tradiciones españolas más conocidas, no sólo en nuestro país, sino en buena parte del resto del mundo, siendo al mismo tiempo, la más fabulada y desconocida, en lo que a su origen e historia se refiere.

Aunque sus orígenes se remontan al primer tercio del siglo XIII con la apertura en España de las primeras Universidades, para escuchar las primeras notas de bandurrias y guitarras en Melilla, tendríamos que remontarnos a 1921, que con motivo de la guerra del Rif, fue incorporado a filas un soldado de nombre Julio Moreno y que con destino en Alhucemas, formaría una rondalla con sus compañeros actuando por los hospitales de campaña y animando a los heridos.

En el año 1958, casualmente este mismo soldado que entonces sería el Director de la Banda de Música de Juventudes, fundaría la primera Tuna de Melilla, después de realizar una extraordinaria labor de aprendizaje e inculcando conocimientos básicos musicales en muchísimos niños y jóvenes.

Esta Tuna constituida en un principio por iniciativa de varios estudiantes de Magisterio, continuó durante los años 60, con una vida intensa dentro de la sociedad melillense. Entre ellos podemos citar a D. Carlos Rivas que fuera Presidente del Club Marítimo, D. Manuel Dávila, el que durante años mantuviera las maquinarias del desaparecido Cine Avenida, hoy Palacio de Exposiciones y Congresos, o bien, D. Francisco Roca, propietario de Óptica Roca.

Con el transcurso de los años, se crearon algunas Tunas y rondallas, como fueron “ La Tuna Infantil de la Salle” en los años 60, y posteriormente, la “Tuna de la Cruz Roja”, y “Tuna de la UNED”.

En el 1984, se funda la Tuna de Empresariales de Melilla por un grupo de estudiantes y amantes de la música, la cual nace participando en diferentes eventos por toda nuestra geografía, aunque se extingue pasado unos años.

Gracias a la formidable labor de Maese Pedro Bueno, se forma la nueva tuna denominada “Tuna de Melilla”, esta vez cambiando el color de su beca por el color azul de la bandera de nuestra ciudad. Con el ánimo de continuar esta tradición, decide crear una agrupación que reunió a un buen número de niños y niñas formándoles en el arte del tunar, llamada la “Dimituna”, y que con el transcurso del tiempo, muchos de esos niños pasaron a ser miembros de la actual Tuna.

La Tuna de Empresariales de Melilla
A finales de 1990, gracias a dos miembros de la anterior Tuna de Melilla, Maese Javier Alarcón y Maese Luis Felipe Almendros, y junto con la ayuda de la Escuela de Estudios Empresariales, refundan nuevamente la extinguida Muy Ilustre Tuna de Empresariales de Melilla.

Pronto empezarían las primeras incorporaciones de novatos y en muy poco tiempo, la tuna comienza a destacarse por un marcado interés por el aspecto musical, sobresaliendo en cuanto a eventos de carácter competitivo participando en numerosos Encuentros y Certámenes celebrados en distintas ciudades de España.

La Tuna de Empresariales se ha caracterizado siempre por llevar en orgullo el nombre de Melilla en todos sus viajes realizados prácticamente por toda la geografía de nuestro país, gran parte de Europa y alcanzado casi todos los continentes, siendo los más destacados: México, Estados Unidos, Arabia Saudí, Bahrein, Dubai, Hong Kong, China, Argentina, Argelia, etc., y que gracias a sus valores de sobriedad, elegancia y respeto por la tradición, han sido queridos y felicitados donde han participado.

Casi tres décadas, que esta Tuna ha venido realizando su actividad ininterrumpidamente hasta nuestros días y en los cuales han conseguido infinidad de galardones. El nombre de Melilla ha sonado en casi todos los teatros de España gracias a sus más de 60 premios que hoy no caben más en sus vitrinas, siendo el más importante el obtenido en el Certamen Nacional de Tunas celebrado en la ciudad de Jerez de la Frontera, donde ganaron el primer premio y considerados como “Mejor Tuna de España 2011”, además de tantos otros de mención, como el récord en premios de solista por el tenor melillense Sebastián Alarcón.

Una trayectoria que ha hecho posible, que la Tuna de Empresariales de Melilla haya sido elegida estos últimos años por diferentes embajadas del mundo para ser la representación musical española durante el día 12 de octubre “Día de la Fiesta Nacional”. Un orgullo para esta agrupación musical representar a España y a la ciudad de Melilla en las ciudades de Ginebra, Riad, Buenos Aires, Miami, Wanzhou (China), y Orán.

Toda una andadura que comenzó cuando eran unos jóvenes estudiantes, y aunque el paso del tiempo los haya convertido hoy en abogados, notarios, funcionarios, empresarios, etc., de nuestra ciudad, se sienten en la obligación de continuar transmitiendo y manteniendo esta antigua tradición de más de VIII siglos que es la Tuna, motivo que generó la creación de la Asociación de Antiguos Tunos del Campus Universitario de Melilla, o bien llamada “Cuarentuna de Melilla” en el año 2015, que son agrupaciones más acordes a sus edades.

En mayo de 2019, la Cuarentuna organizó el XXIII Certamen Internacional de Cuarentunas “Ciudad de Melilla”, con la participación de casi 200 asistentes venidos de todas partes de España, México, Portugal y Holanda, certámenes siempre de carácter benéficos, y que en este caso fue a favor de la Asociación de Autismo de Melilla.

Este Certamen ha sido el número décimo sexto que estas asociaciones han organizado y desarrollado en Melilla, eventos que siempre han obtenido una notable repercusión para el pueblo de Melilla y grandes beneficios en los sectores del comercio y la hostelería, además de una buena forma de atraer e incentivar el turismo tan necesario hoy en la dinamización y revitalización de nuestra ciudad.