www.melillahoy.es

Por segunda vez, los melillenses con discapacidad han podido ejercer su derecho al voto

No pocos melillenses con problemas de movilidad han ejercido su derecho
No pocos melillenses con problemas de movilidad han ejercido su derecho

Además de poder disponer del kit del voto accesible, en Melilla se han colocado señales de lectura fácil para facilitarles la labor

lunes 11 de noviembre de 2019, 04:00h
Unas cien mil personas con discapacidad intelectual o diversidad funcional en todo el país, y cerca de un centenar en Melilla, pudieron ayer ejercer su derecho al voto por segunda vez en sus vidas, desde el cambio de la legislación, hace un año. Los interesados han podido recurrir al kit del voto accesible y guiarse por la señalética en lectura fácil que se ha instalado en estos comicios en los colegios melillenses.
Las personas con discapacidad que han decidido votar este este domingo han podido disponer de distintas herramientas para facilitar el ejercicio de este derecho. Así, las personas ciegas o con discapacidad visual grave han podido solicitar el 'kit' de voto accesible. Según explican fuentes de la ONCE a Europa Press, en España hay unas 72.000 personas ciegas afiliadas a la organización, de las que un elevado porcentaje son usuarios de Braille que han podido solicitar el 'kit' de voto accesible y ejercer su derecho a votar en secreto, como el resto de ciudadanos.

Se trata de un tipo de voto accesible que, de momento, se utiliza en las elecciones generales, europeas y autonómicas. Sin embargo, en los comicios municipales aún no está disponible, según apuntan las citadas fuentes, porque se complican los tiempos y por la multiplicación de listas electorales.

Desde la ONCE, la Comisión Braille Española se encarga de verificar que las papeletas de apoyo en Braille están bien hechas y asegura así el voto correcto y accesible. Según datos del Ministerio del Interior a los que ha tenido acceso Europa Press, para estas elecciones se han solicitado un total de 884 'kits' en toda España, frente a los 895 votos en Braille que se pidieron en las generales del 28 de abril.

Los pasados comicios del 28 de abril fueron las primeras elecciones en las que todas las personas mayores de 18 años pudieron ejercer su derecho de sufragio, gracias a la reforma en la pasada Legislatura de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG), que acabó con el veto a 100.000 ciudadanos con discapacidad intelectual o enfermedad mental incapacitados judicialmente.

Plena Inclusión ha sido la principal impulsora de esta experiencia que se desarrolla de forma experimental en localidades de seis comunidades y una ciudad autónoma. En Extremadura (900) y en la ciudad autónoma de Melilla (23), la iniciativa cubrirá todos los colegios electorales.

La señalización consta de 16 imágenes con las que se identifica el colegio electoral en el exterior y se orienta a las personas votantes hacia el acceso. Después, una vez en el interior, se las dirige a hacia la cabina electoral y la mesa de votaciones.