www.melillahoy.es
En la imagen, una de las clases con los niños aprendiendo inglés a través de canciones
En la imagen, una de las clases con los niños aprendiendo inglés a través de canciones

Los más pequeños del Enrique Soler aprenden inglés con un programa “pionero” con CentrosD2

Desde el pasado miércoles, varias profesores nativas introducen el idioma extranjero a través de bailes y canciones

martes 12 de noviembre de 2019, 04:00h
La Cooperativa de Maestro Melilla (COMAMEL) y CentrosD2 han puesto en marcha, por segundo año consecutivo, “Sing and Dance”, un programa “pionero e innovador” en el Centro Infantil del propio Colegio Enrique Soler. Se trata de una estimulación temprana en lengua inglesa para alumnos de 1 y 2 años. Para ello, CentrosD2 ha puesto al frente de esta iniciativa a dos profesoras nativas en inglés especialistas de Educación Infantil.
Según explica la COMAMEL y CentrosD2, “Sing and Dance” es el nombre escogido para este “novedoso programa” que estimula el aprendizaje natural de los niños, facilitando la incorporación de nuevos fonemas a la vez que realizan ejercicios de psicomotrididad por medio de canciones.

Bilingüismo en los peques
La organización técnica centrada en CentrosD2 responden, a la pregunta de ¿Por qué inglés para bebés?, que esta manera de enseñar este idioma extranjero “es una forma de estimular a la vez el aprendizaje y la psicomotrididad”.
Asimismo, agregan que “desde el nacimiento y hasta los tres años de vida, el cerebro del bebé tiene la capacidad de aprender las estructuras gramaticales de más de un idioma sin esfuerzo y con naturalidad”.
Por último, respondiendo a la cuestión, la organización técnica detalla que “el programa cuenta con profesorado nativo para que incorporen fonemas reales de lengua inglesa”.
Los directores del centro de enseñanza en inglés han destacado que su objetivo es que el niño aproveche esta edad “especialmente significativa” para incorporar la fonología y estructuras gramaticales de la lengua sin ningún esfuerzo.
En este sentido, han subrayado que esta iniciativa que desde el primer momento ha tenido una gran acogida, ha sido muy valorada tanto por el equipo de profesionales de Educación Infantil como por parte de los padres ya que son conscientes de la importancia de un segundo idioma a edades tan tempranas.
En este sentido, estas clases que se imparten con los más pequeños de la familia del Enrique Soler se desarrollan en horario ordinario y comenzaron el pasado miércoles, 6 de noviembre.