www.melillahoy.es
El ejercicio simulaba los problemas de una aeronave de la Comgemel que venía de Alhucemas, dos de cuyos 8 tripulantes pudieron ser rescatados
Ampliar
El ejercicio simulaba los problemas de una aeronave de la Comgemel que venía de Alhucemas, dos de cuyos 8 tripulantes pudieron ser rescatados (Foto: CAM)

Un centenar de efectivos de la UME se desplaza a Melilla para participar en el simulacro multirriesgo

El Segundo Batallón de Intervención en Emergencias, con base en Morón de la Frontera, ha traído también 13 vehículos

miércoles 13 de noviembre de 2019, 04:00h
Un centenar de efectivos del Segundo Batallón de la Unidad Militar de Emergencias (UME), con base en Morón de la Frontera, llegaron ayer a Melilla con 13 vehículos para participar en el simulacro multirriesgo que se está desarrollando desde el lunes con otras unidades de seguridad y emergencias de la ciudad, que se desarrollará hasta mañana. El simulacro, que arrancó con la simulación de un terremoto de magnitud 7.6 grados, siguió ayer con otros ejercicios, uno de ellos un amerizaje forzoso de un helicóptero militar, con ocho tripulantes a bordo, entre los que había fallecidos, ejercicio que se desarrolló con personal de diferentes unidades en la playa de San Lorenzo.
En declaraciones a los periodistas, el capitán Romero, del BIEM II de la UME, explicó que este ejercicio simulaba los problemas de una aeronave de la Comandancia General de Melilla (Comgemel) que iba de Alhucemas a Melilla, dos de cuyos 8 tripulantes habían podido ser rescatados.
En el ejercicio de ayer participó personal del 112 y 062, que se ocupó con varias ambulancias de ayudar al personal civil que estaba en la playa y que podía haber sufrido heridas u otros daños psicológicos por el trauma de encontrarse con el accidente de helicóptero.
Por su parte, la UME reforzó el dispositivo, en el que tomó parte el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil con cuatro efectivos, dos de ellos buzos, de los que el capitán Romero dijo que están “más que capacitados para el rescate en aguas abiertas”.
El presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro, acudió a este ejercicio, incluido en el simulacro multirriesgo, que permite perfeccionar los dispositivos de emergencia en caso de que haya una intervención real y poner en práctica las capacidades de rescate urbano y rescate acuático.
Otros de los ejercicios que se desarrollaron ayer fue el apuntalamiento del túnel del Foso del Hornabeque, en el que tomó parte el Cuerpo de Bomberos, y la distribución de agua de potable a través de camiones aljibes en varias zonas por haberse visto afectada la red de distribución, así como la intervención en las galerías subterráneas de los depósitos de Cabrerizas, un accidente múltiple de tráfico y la intervención en el Pantano de las Adelfas.