www.melillahoy.es
Pedro Sánchez cede y acepta un Gobierno de coalición con Pablo Iglesias como vicepresidente
Ampliar

Pedro Sánchez cede y acepta un Gobierno de coalición con Pablo Iglesias como vicepresidente

El líder socialista muta en menos de 48 horas, después de confesar que no dormiría con ministros inexpertos de Podemos en el Gobierno

miércoles 13 de noviembre de 2019, 04:11h
El resultado electoral del 10 de noviembre ha provocado una sorprendente y rápida mutación en el líder del PSOE, Pedro Sánchez, que cede y acaba aceptando en menos de 48 horas un Gobierno de coalición con Unidas Podemos y con el líder morado, Pablo Iglesias, de vicepresidente. El 18 de julio pasado, antes de su investidura fallida, Sánchez señalaba que la presencia de Iglesias en el Ejecutivo era el "principal escollo" para alcanzar un acuerdo sobre la coalición con Podemos y lo justificaba en las "divergencias" con Iglesias en cuestiones como la crisis catalana.
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, han anunciado este martes un acuerdo para desbloquear la formación de un Gobierno de coalición basado en la "lealtad" y para cuatro años y han pedido "generosidad" al resto de las fuerzas políticas para poder sumar los apoyos necesarios para la investidura.

Ambos han firmado en el Parlamento un documento con las bases de este acuerdo, que desarrollarán en las próximas semanas en las que también se decidirá la estructura del gobierno y su composición. Sobre esta última cuestión, Sánchez ha precisado que el Ejecutivo se conocerá tras la investidura, y que hay "voluntad de aprovechar los perfiles más idóneos para las tareas de gobierno".

El jefe del Ejecutivo en funciones ha precisado que el acuerdo nace para abrirse a otras fuerzas políticas para lograr una "mayoría viable y sostenida" y para ello abrirá una ronda de contactos con el resto de los grupos políticos.

Sánchez, en su breve declaración, ha señalado que llegan a esta firma tras dos elecciones generales, y apunta que a las formaciones políticas les correspondía ahora traducir la voluntad de los españoles "y superar la situación de bloqueo". "El acuerdo no fue posible tras las anteriores elecciones aunque estuvimos cerca de poder lograrlo", ha indicado el presidente en funciones para luego reconocer que son conscientes de la decepción que esto supuso entre los votantes progresistas.

Pablo Iglesias, por su parte, ha agradecido a Pedro Sánchez su generosidad y disposición para constituir un gobierno con Unidas Podemos y ha pedido "dejar atrás cualquier reproche". Ha destacado también que este gobierno será progresista y aunará "la experiencia del PSOE y la valentía de Podemos". "Es tiempo de dejar atrás cualquier reproche y trabajar codo con codo en la tarea ilusionante que tenemos por delante", ha añadido Iglesias.

En su breve intervención posterior a la firma del acuerdo, Pablo Iglesias ha señalado que este nuevo Ejecutivo debe trabajar "por el diálogo para afrontar la crisis territorial y por la justicia social como la principal vacuna frente a la extrema derecha". "Para nosotros es un verdadero honor poder trabajar desde dentro del gobierno del país para mejorar la vida de nuestros compatriotas, pudiendo empezar así a cumplir el objetivo con el que nacimos", ha señalado Iglesias quien tanto en la campaña de abril como en la de noviembre no cejó en su empeño de exigir conformar un Gobierno de coalición.