www.melillahoy.es

“Regulares de Melilla” nº 52 celebra un “Viernes Regular” con un emotivo acto de homenaje a los caídos

Homenaje a los caídos
Homenaje a los caídos

Un desfile puso el punto y final a la ceremonia castrense que se desarrolló en el patio central de la Base Alfonso XIII

sábado 16 de noviembre de 2019, 04:00h
La explanada “Héroes de Melilla” de la Base “Alfonso XIII”, acogió ayer la celebración del tradicional “Viernes Regular”, enmarcado dentro de la programación anual de actividades del Grupo de “Regulares de Melilla” nº 52 (GREG 52). Uno de los momentos más emotivos, sin duda, el acto de homenaje a los caídos y la interpretación del himno de los regulares.

El acto fue presidido por el coronel jefe del GREG 52, Javier Camacho Molina, mientras que la parada militar fue mandada por el teniente coronel jefe del Tábor “Alhucemas” I/52, José Manuel Sánchez Arribas y contó con la presencia de miembros de la Hermandad de Veteranos de los Grupos de Regulares de Melilla (HVGRM), así como familiares y amigos de componentes del Grupo de Regulares y diferentes grupos que mostraron su interés en asistir a dicha parada militar, como un grupo de niños del Colegio “Juan Caro”, una representación de la tripulación del Buque “Ciudad de Granada”, personal del Servicio de Emergencias, diferente personal civil que trabaja en la Base “Alfonso XIII” con el GREG 52, una representación del Regimiento de caballería “Alcántara” 10 (RC – 10), hermanado con el GREG 52 desde hace años, así como otros grupos de amigos de Regulares.

La Fuerza en formación estuvo compuesta, por el teniente coronel jefe de la línea, PLMM, Guion de Tábor con acompañante y Cornetín de Órdenes, Escuadra de Gastadores del Tábor, Guiones y Banderines Históricos, Nuba (nombre de la agrupación musical de regulares) del GREG 52, así como cuatro Compañías y otros Guiones y Banderines que formaron solo para el Acto de Homenaje a los Caídos, incluidos el Guion del RC-10 y el de la HVGRM.

El teniente coronel jefe del Tábor dirigió unas palabras a los asistentes, entre las que dedicó su agradecimiento tanto a las instituciones que les acompañaban, así como a los componentes del Grupo que habían recibido el distintivo de permanencia en Regulares, por el tiempo dedicado al Servicio a España, vistiendo el uniforme “garbanzo”, así como a los Regulares de Honor, por demostrar su cariño y cercanía a los Regulares.

Tras dichas palabras, se desarrolló el acto central que no es otro que el homenaje a los que dieron su vida por España, a los acordes de la “Canción a los Regulares caídos por España”, entonada desde las gargantas y los corazones de cuantos allí formaban. Finalmente, tras la interpretación del Himno de Regulares, se procedió al posterior desfile a pie ante la tribuna de autoridades.