www.melillahoy.es
La Policía desvela que la mujer que robaba en casas de personas mayores llegó a drogar a una de sus víctimas

La Policía desvela que la mujer que robaba en casas de personas mayores llegó a drogar a una de sus víctimas

La supuesta “enfermera”, melillense de 37 años de edad, robó joyas y dinero en casas de cuatro personas mayores de 90 años

sábado 16 de noviembre de 2019, 04:08h
La Jefatura Superior de Policía confirmó ayer que han detenido a una mujer que visitaba en sus domicilios a personas mayores y, haciéndose pasar por enfermera, y les sustraía dinero y joyas, tal y como avanzó MELILLA HOY a principios de semana. El modus operandi consistía en buscar víctimas de unos 90 años que vivan solas, visitar a domicilio, hacerse pasar por asistenta social, ganarse su confianza y, finalmente, distracción y sustracción de dinero y joyas. La autora de 37 años es española nacida y residente en Melilla.
Un portavoz policial ha destacado que la autora de los hechos siempre actuaba de la misma forma: selección de las posibles víctimas, buscaba mujeres de avanzada edad que vivieran solas, las visitaba en sus domicilios, les decía que era auxiliar de enfermería o asistenta social para ganarse su confianza, se informaba de dónde estaba guardado el dinero y las joyas, para después, con algún pretexto, como solicitar el DNI o que le buscara los medicamentos que tomaba o un vaso de agua, distraerlas y hacerse con todo el dinero y las joyas que veía en la vivienda.

En la Jefatura Superior de Policía se recepcionaron en poco más de dos semanas, 4 denuncias, de otras tantas mujeres, de entre 90 y 93 años de edad, que habían sido víctima de esta desvalijadora. Todas las víctimas coincidían en que la autora actuó de la misma forma y en las características físicas de ésta: mujer alta de complexión gruesa de unos 40 años de edad.

A una víctima la drogó
Los efectos sustraídos fueron unos cientos de euros en metálico a cada una de ellas, pero principalmente joyas: anillos, cadenas, gargantillas y pendientes de oro, a algunos de ellos hay que añadir el valor sentimental, como una alianza de oro de 1913 que había conservado una de las víctimas. Se cree que la autora se deshizo de todas las alhajas sustraídas en Marruecos, ya que lo visitaba con mucha frecuencia, y a una de las víctimas le hicieron desde allí, 7 extracciones de dinero de su tarjeta bancaria, por un valor total de 1.340 euros.

La actitud de esta mujer pudo llegar a ser peligrosa, ya que a una de las víctimas le suministró benzodiazepina, que es un psicotrópico con efectos sedantes, amnésicos y tranquilizante, para después dejarla abandonada en su propio vehículo en la calle Acera de Reina Regente, hasta que un vecino la encontró aturdida y dio aviso a la ambulancia, que la ingresó en el Hospital Comarcal; y a otra llegó a hacer como que le tomaba la tensión.

Desconfíe de desconocidos
De la investigación se hizo cargo el Grupo de Delincuencia Urbana (GDU) de la Jefatura, quienes identificaron y detuvieron a la presunta autora de estos hechos, que contaba con cinco detenciones anteriores por hurto y estafa, poniéndola a disposición judicial.

Desde la Jefatura se quiere hacer un llamamiento a la ciudadanía, especialmente a las personas vulnerables, mujeres de avanzada edad que viven solas, para que no permitan el acceso de desconocidos a sus viviendas, hasta que no estén completamente seguras de quienes son.

Asimismo, se pide que se desconfíe de desconocidos si observa algo que le resulte extraño. Y si ha sido víctima de un delito, no se sienta culpable y denúncielo en Comisaría.