www.melillahoy.es

Cine en Melilla

Le Mans ´66

Le Mans ´66

Ana de la Rosa

domingo 17 de noviembre de 2019, 04:00h
Director: James Mangold. Intérpretes: Matt Damon, Christian Bale, Caitriona Balfe
Las 24 Horas de Le Mans es la carrera de automovilismo de resistencia más prestigiosa del mundo en la que compiten pilotos y equipos de diferentes campeonatos nacionales e internacionales. Se celebra anualmente en el mes de junio en el circuito de La Sarthe, cerca de Le Mans (Francia), excepto la primera, que se disputó el 26 y 27 de mayo de 1923, y en 1956 y 1968, que se llevó a cabo en julio y septiembre respectivamente. Fue cancelada en 1936 por motivos económicos y entre 1940 y 1948 a causa de la Segunda Guerra Mundial. En 2020 tendrá lugar entre el 13 y 14 de junio.

La competición se realiza en cun circuito de carreras semipermanente (actualmente 13.626 metros) utilizando, mayormente, secciones de carretera que permanecen abiertas al público el resto del año. Se han ido construyendo varias secciones de propósitos específicos que han reemplazado las de carretera normal, destacando las curvas Porsche, que sustituye a la peligrosa sección Maison Blanche. El circuito permanente Bugatti provee las instalaciones de comienzo y final de carrera.

Normalmente, compiten simultáneamente alrededor de cincuenta vehículos en diferentes clases de sport prototipos y gran turismo. Vence el vehículo que cubra la mayor distancia en 24 horas de carrera continuada. Esta regla hizo que en 1966 sucediera algo curioso. Al terminar la carrera, los dos Ford GT40 Mark II cruzaron la meta al mismo tiempo, pero el coche que había realizado peor tiempo durante los entrenamientos fue vencedor, ya que había comenzado en puestos más retrasados en la parrilla de salida, habiendo así recorrido más metros.

Le Mans ‘66 está inspirada en hechos reales. En 1959, Carroll Shelby (Matt Damon) cree hallarse en la cima del mundo, ha ganado la carrera más difícil del automovilismo, las 24 horas de Le Mans. Pero, seguidamente, recibe un duro golpe, los médicos le diagnostican una cardiopatía que le impedirá pilotar. En lugar de hundirse Shelby se reinventa como diseñador de coches y comercial en una fábrica de Venice Beach, con un equipo de ingenieros y mecánicos entre los que se encuentran el conductor de pruebas Ken Miles (Christian Bale), un premiado piloto de carreras de nacionalidad británica, Miles es brillante al volante, pero también desmesuradamente franco, arrogante e inflexible. Cuando un vehículo de Shelby sorprende en Le Mans frente al venerable italiano Enzo Ferrari, Ford Motor Company recluta a Shelby para diseñar el coche de carreras más avanzado, una máquina capaz de ganar a Ferrari en la pista francesa. Listos para triunfar, aunque tienen todas las de perder, Shelby, Miles y su ecléctico equipo desafiarán las interferencias corporativas, las leyes de la física y hasta sus demonios personales, para desarrollar un vehículo revolucionario capaz de vencer a todos sus competidores. Pero su incansable esfuerzo tendrá sus consecuencias, la victoria tiene un precio.

Acompañan a los protagonistas: Mollie Miles (Caitriona Balfe), esposa de Ken y madre de su hijo Peter (Noah Jupe); la leyenda del automovilismo Lee Lacocca (Jon Bernthal); el Director General de Ford Motor Company desde 1960 a 1979, Henry Ford II (Tracy Letts); Leo Beebe (Josh Lucas), directivo de Ford Motors Company que presidió el programa de carreras de Ford; Enzo Ferrari (Remo Girone), la Scuderia Ferrari dominó el deporte del motor muchos años; Phil Remington (Ray McKinnon), el ingeniero jefe de Shelby American capaz de arreglar o fabricarlo todo; Roy Lunn (JJ Feild), ingeniero de Ford que diseñó y desarrolló el coche de competición GT40, y Charlie Agapiou (Jack McMullen), el joven mecánico de Shelby American. También aparecen los hijos de algunas leyendas de las carreras, muchos de ellos pilotos premiados que conocieron al propio Carroll Shelby, para hacer de sus padres. Entre los pilotos especialistas figuran Alex Gurney, hijo de la leyenda del automovilismo Dan Gurney; Derek Hill, hijo del que fuera campeón de la Fórmula Uno Phil Hill y Jeff Bucknum, hijo del piloto americano Ronnie Bucknum.

El director James Mangold nació en 1963. Es hijo de los renombrados pintores Robert Mangold y Sylvia Plimack Mangold. Creció en Hudson Valley, Nueva York. Se graduó en Cine e Interpretación del Instituto de las Artes de California y, después de algunos años trabajando en Hollywood, decidió ingresar en la academia de cine de la Universidad de Columbia. Mientras estudiaba, teniendo de profesor al director Milos Forman, escribió el guión y dirigió “Heavy” (1995), premiada a Mejor Director de Drama en el Festival de Cine de Sundance y seleccionada para representar a Estados Unidos en la Quincena de Realizadores de Cannes.

Otras películas suyas son: “Inocencia interrumpida” (1999), Oscar a la Mejor Actriz (Angelina Jolie); “En la cuerda floja” (2005), película biográfica sobre Johnny Cash, remake de la cinta del mismo título de 1957, entre sus numeroso premios destacan: Oscar, Globo de Oro y BAFTA a Mejor Actriz (Reese Witherspoor) y Globo de Oro a Mejor Actor (Joaquin Phoenix) y Mejor Película; “El tren de las 3:10” (2007), “Noche y día” (2010); o “Lobezno Inmortal” (2013). James Mangold se caracteriza por hacer películas corales en un amplio abanico de géneros, siempre con temas relevantes, actuaciones destacadas e imágenes impresionantes que definen y armonizan su trabajo. El guión de Le Mans ‘66 lo han escrito Jez Butterworth, John-Henry Butterworth y Jason Keller.

El equipo de Mangold incluye al director de fotografía nominado al Oscar Phedon Papamichael, el director de producción François Audouy, los montadores Michael McCusker y Andrew Buckland, el supervisor de efectos visuales Olivier Dumont, los compositores Marco Beltrami y Buck Sanders y el diseñador de vestuario Daniel Orlandi. La mayoría de ellos ya habían trabajado con Mangold. El rodaje de Le Mans ‘66 se llevó a cabo durante el verano y comienzo del otoño de 2018 en el sur de California, Georgia y Le Mans, Francia. El director de producción François Audouy ha tenido que recrear todos los escenarios en los que transcurre la acción de la película porque o ya no existen o han sido reformados.

Aunque las 24 Horas de Le Mans sigue siendo un acontecimiento, el recorrido actual no guarda relación con el de 1966, hubo que construir desde cero la pista y las gradas. También hubo que fabricar los coches de carreras, aunque no desde cero, ya que existen como valiosísimas piezas de museo o forman parte de colecciones privadas, Normalmente alcanzan las decenas de millones de dólares en subastas, por lo que se fabricaron réplicas de gran calidad. La recreación histórica a escala real, del punto de salida y de las gradas de la línea de meta, junto con tres grandes segmentos de gradas adicionales, los palcos, los boxes de Ford y de Ferrari, y la cabina de prensa internacional, se construyó en Agua Dulce Airpark, un aeropuerto privado en Santa Clarita, California. El diseño se basó en más de trescientas fotos de archivo de la época adquiridas de varias fuentes, incluyendo el Automóvil Club del Oeste francés y la organización de las 24 Horas de Le Mans.

Para el recorrido de las carreteras rurales francesas de 1966, se utilizaron tres localizaciones en Georgia, incluyendo un tramo de la Ruta 46 en Statesboro, el circuito Grand Prize of America en la isla de Hutchinson y la carretera Atlanta en Braselton.

El coordinador de coches Rick Collins buscó en Craiglist, eBay y otras páginas de coches usados para comprar Ford Falcons de aquella época. Los ferrari aparcados en la oficina, son una réplica del California Modena Spyder de 1961 y un auténtico Ferrari 275 GTB plateado de 1966, prestados por un coleccionista local. Entre los coches vintage de las instalaciones de Shelby American, hay un Daytona Coupé de aluminio único en su clase, que cuesta 30.000 dólares alquilarlo. Para la llegada de Ken Miles a Le Mans, el museo Automobile Club de l’Ouest prestó varios coches históricos de su colección, incluyendo un Ford GT40 MKI y un Peugeot CD SP66 del que solo hay tres en el mundo.

Muchos de los coches de carrera de la película fueron fabricados por Superformance, un centro coleccionista de coches de alta gama en Irvine, California. JPS Motorsports, al norte de Hollywood, construyó varias réplicas del Porsche Speedster utilizado al comienzo de la secuencia de la carrera de 1963 en el circuito Willow Springs International. Los treinta y cuatro coches de carrera personalizados utilizados en la película, han sido fabricador por un equipo de coches para el cine con el que Collins colabora desde hace muchos años, en su taller en Sylmar.