www.melillahoy.es

FÚTBOL SALA - DIVISIÓN DE HONOR JUVENIL

Dos goles de los ceutíes en la recta final del primer periodo acabaron decidiendo el encuentro
Dos goles de los ceutíes en la recta final del primer periodo acabaron decidiendo el encuentro

Los azulgranas, víctimas de sus errores

PEÑA BARCELONISTA 2-4 C.D. PUERTO

lunes 18 de noviembre de 2019, 04:00h
El equipo de Viki y Joaquín Huertas sigue inmerso en una crisis de resultados, acumulando ya cinco derrotas consecutivas, tras la cosechada ayer domingo frente al C.D. Puerto Ceuta. Los melillenses, pese a adelantarse bien pronto en el marcador, se vieron superados en muchas fases del encuentro por el conjunto ceutí, que llevó más la iniciativa en el juego y dispuso de más y mejores ocasiones de gol durante los cuarenta minutos de juego.
La Peña Barcelonista continúa sin levantar cabeza. Ayer, los de Viki y Joaquín Huertas encajaban su quinta derrota consecutiva, tras perder frente al C.D. Puerto por 2-4, en un duelo en el que los errores propios acabaron condenándolos.
Y eso que el choque comenzaba de forma inmejorable para los intereses melillenses, ya que Rachid lograba el 1-0 cuando apenas se habían disputado tres minutos. Los ceutíes reaccionaron de forma casi inmediata, gozando de varias ocasiones muy claras para igualar el marcador, aunque las buenas intervenciones del meta Raúl evitaron males mayores. Pero como dice el famoso refrán ‘tanto fue el cántaro a la fuente que acabó rompiéndose’.
Así, y con los locales ya con cinco faltas cometidas, Pablo González realizó la sexta, lo que aprovecharon los caballas para colocar el 1-1, en el 16’, al transformar el correspondiente doble penalti. Apenas un minuto más tarde, en un grave error defensivo, los portuarios se adelantaban en el electrónico. Con el consabido 1-2 se marcharían los equipos a los vestuarios.
En la segunda mitad, el C.D. Puerto mostró una gran eficacia de caro al marco contrario, puesto que en el primer acercamiento lograban el 1-3. Los azulgranas sintieron el mazazo del gol, viéndose impotentes y sin capacidad de revertir la situación, ni siquiera con portero jugador. Los ceutíes llegarían a poner más tierra de por medio en el luminoso con el 1-4 con diez minutos por jugarse, aunque ya el único cambio que sufriría el marcador vendría como consecuencia del segundo tanto conseguido por los barcelonistas, obra de Pablo González, tras una gran acción individual de Said que culminó con un excelente servicio.
Sin nada más reseñable se llegó a la finalización del choque con el adverso resultado de 2-4.