www.melillahoy.es
La Asociación de Diabéticos de Melilla celebró ayer el Día Mundial de esta enfermedad con una convivencia en los Pinos de Rostrogordo
La Asociación de Diabéticos de Melilla celebró ayer el Día Mundial de esta enfermedad con una convivencia en los Pinos de Rostrogordo (Foto: CAM)

Adimel reivindica un mayor apoyo a las familias de los diabéticos y un local para poder desarrollar su labor

Durante su segunda convivencia en los Pinos, Adimel también reclamó más formación a los profesionales

lunes 18 de noviembre de 2019, 04:01h
La Asociación de Diabéticos de Melilla celebró ayer su segunda convivencia por el Día Mundial de la Diabetes. Un día “para reivindicar”, como dijo la presidenta de esta entidad, Hanan Mohamed, que puso de relieve las necesidades de estos pacientes, que abarcan el 16% de la población en Melilla. Una de ellas, más apoyo a las familias de los diabéticos.
Mohamed explicó que, si bien el apoyo a los pacientes es muy importante, también lo es a sus familiares, ya que esta enfermedad afecta a ambas partes. Por eso, este año este día mundial lleva como lema “La diabetes protege a tu familia”, indicó la presidenta de Adimel, que también reclamó una mayor formación a los profesionales porque eso permite que el paciente sea más autónomo “y hace que la familia tenga un mayor despeje” tanto de día como de noche.
Una petición que para Adimel es muy importante es contar con un local para poder desarrollar su labor y atender a los pacientes, algo sobre lo que la vicepresidenta del Gobierno local, Gloria Rojas, prometió trabajar desde hoy mismo.
Otra de las peticiones de Adimel que también encontró respuesta ayer fue la de contar con un enfermero en cada centro educativo para evitar que los padres tengan que acudir a controlar la glucosa de sus hijos. La delegada del Gobierno, Sabrina Moh, avanzó que en los planes de empleo de este año, que deben empezar antes de que finalice 2019, se ha incluido la contratación de un profesional de Enfermería para cubrir todos los centros educativos de Melilla.