www.melillahoy.es

Miguel Marín considera que el 10N fue un plebiscito que deja claro que Melilla “no quiere” a Eduardo De Castro

Papeletas electorales con las candidaturas que concurrieron a las elecciones generales del 10 de noviembre
Papeletas electorales con las candidaturas que concurrieron a las elecciones generales del 10 de noviembre

Invita al PSOE a reflexionar sobre si lo mejor para el partido y para la Ciudad es que sigan apoyando el Gobierno tripartito

martes 19 de noviembre de 2019, 04:00h
El secretario general del PP en Melilla, Miguel Marín, considera que las elecciones generales del 10 de noviembre se convirtieron en la ciudad en un “plebiscito” en el que los melillenses, con sus votos, han dejado de manifiesto que “no quieren” a Eduardo de Castro como presidente de la Ciudad. También invita al PSOE que dirige Gloria Rojas a que tras haber perdido el 30% de los votos de abril, reflexione si lo mejor para el partido y para Melilla es seguir apoyando el gobierno con CPM y Ciudadanos.
Miguel Marín interpreta que el 10 de noviembre en Melilla, además de elegirse en las urnas al diputado y los dos senadores, se celebró un plebiscito donde los melillenses “de manera alta y clara y de forma abrumadora le dijeron a Eduardo de Castro que no lo querían y que se tenía que ir de la Presidencia de la Ciudad”.

Ciudadanos
“Votaron a Ciudadanos menos de mil personas, menos del 3% del conjunto” de electores que acudieron a las urnas, lo que supone “una catástrofe electoral sin precedentes, porque perdió el 80% de los votos respecto a las elecciones de abril”, indicó el secretario general del PP.

Pero también “dieron un mensaje claro al PSOE, que no les gusta su apoyo al Gobierno de la Ciudad Autónoma, y eso se traduce en una pérdida de cerca del 30% de votos en menos de seis meses”, señala Marín que interpreta estos resultados como un “castigo” de los electores melillenses a los socialistas por apoyar un gobierno donde está CPM.

Aseguró el portavoz del PP que la historia reciente le deja claro al PSOE que “cada vez que se acerca a Coalición por Melilla se mete en líos, como le pasó en 2008 con el voto por correo o pierde de una forma estrepitosa numerosos votos como le pasó en las elecciones en las que se pegó a CPM, logrando solo 2 diputados en la asamblea”.

Invitiación a reflexionar
En esta línea es en la que entiende que el PSOE debe mirar el resultado de las urnas, que los melillenses “le han mandado un mensaje claro que, si continúa con su apoyo a De Castro y a CPM, seguirá perdiendo votos hasta llegar a ser un partido residual en Melilla”, de ahí que los populares le hagan también un llamamiento y “reflexione”. Considera que el PSOE debe analizar “no solo qué es lo que más le conviene” al partido sino también reflexionar sobre “qué es lo que más le interesa a Melilla”, que sin duda “sería un gobierno estable que apoye la inmensa mayoría de los melillenses que sería uno liderado por el Partido Popular” como dice se ha visto en las urnas.
“Los melillenses quieren un Gobierno estable liderado por el PP, que dé estabilidad, certidumbre y expectativas de futuro, frente a un Gobierno como el actual que no ofrece alternativas, ni un futuro cierto a la ciudad, por lo tanto, pedimos al PSOE esa reflexión, que piensen qué en lo que más le interese al partido y en lo que más le interesa a Melilla”, concluyó.