www.melillahoy.es

Unos 125 peregrinos se congregaron para procesionar y asistir a una Eucaristía oficiada por el vicario episcopal de la ciudad, Eduardo Resa

Parte de la Junta Directiva de la Hermandad con el estandarte y el bacalao
Parte de la Junta Directiva de la Hermandad con el estandarte y el bacalao

La Hermandad del Rocío de Melilla viaja a Almonte para celebrar su misa anual y acompañar a la Blanca Paloma

martes 19 de noviembre de 2019, 04:00h
Unos 125 peregrinos de la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Melilla quisieron un año más acompañar a la Blanca Paloma en su misa anual que tuvo lugar este domingo en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Almonte (Huelva). Este año, la Eucaristía fue oficiada por el vicario episcopal de Melilla, Eduardo Resa Huerta, que quiso acompañar a los hermanos para disfrutar de los actos, tanto religiosos, como de ocio, en este fin de semana. El hermano mayor, Juan Eladio Cerrato, más conocido como ‘Yayo’, explicó a este Diario que estaba “muy satisfecho” por poder rezar y cantarle a la Virgen del Rocío.
El viernes por la noche, un grupo de 125 melillenses de la Hermandad del Rocío de Melilla se montaron en el barco con dirección a Málaga donde estuvieron bailando, cantando y tocando las palmas a compás de uno de los guitarristas animando y sorprendiendo a las personas que viajaban.

Una vez en la Estación Marítima se dirigieron a coger dos autobuses para llegar a la Aldea del Rocío (Huelva) no sin antes realizar una tradicional parada a las 12:00 horas para rezar conjuntamente el Ángelus.

Cuando llegaron al Rocío, los peregrinos quisieron acercarse a ver el Santísimo en la Ermita, ya que la Virgen se encuentra actualmente en Almonte debido a una tradición que ocurre cada siete años.

Más tarde y después de pasar un tiempo de ocio, los hermanos llevaron a cabo el Santo Rosario junto a la Hermandad de Málaga, con un coro y oraciones hacia la Blanca Paloma.

Misa de peregrinación
El domingo, los peregrinos tuvieron que coger un autobús para poder procesionar por las calles de Almonte en la que las personas de la Junta Directiva de la Hermandad del Rocío de Melilla llevaban sus varas, el estandarte que iba guiando a los hermanos, una bandera de la Ciudad de Melilla, otra de España y el bacalao.

Este año, el vicario episcopal de Melilla, Eduardo Resa Huerta, quiso acompañar a los melillenses en su peregrinación a la Aldea y oficiar la Eucaristía acompañando a la Virgen del Rocío.

Una vez en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, la misa fue cantada por el coro de la Hermandad, que estrenó completamente su repertorio, y que llevaban ensayando varios meses en su sede de Melilla La Vieja.

También, estuvieron presentes en la misa algunas personas de la Junta Directiva de la Hermandad de Almonte y de Escacena del Campo (madrina de la melillense).

De camino a Melilla, el hermano mayor de la Hermandad, Juan Eladio Cerrato, más conocido como ‘Yayo’, anunció que ya se habían agotado las plazas para la Romería que tendrá lugar en junio de 2020, y que los hermanos ya se pueden apuntar a la cena de Navidad del próximo 14 de diciembre en La Hípica.
Uno de los momentos de la procesión por Almonte
Uno de los momentos de la procesión por Almonte