www.melillahoy.es

Fiscalía de menores abre diligencias a la Dirección Provincial por el “desamparo” de los menores con discapacidad del CEE Reina Sofía

La fiscal quiere investigar si los hechos producidos son constitutivos de delito, y si lo son, actuará de oficio

miércoles 20 de noviembre de 2019, 04:05h
Imagen del escrito presentado por una comisión de padres a la Fiscalía de menores
Imagen del escrito presentado por una comisión de padres a la Fiscalía de menores
El presidente de la AMPA del Centro de Educación Especial (CEE) Reina Sofía, Joan Casares, explicó a este Diario que Fiscalía de menores va a abrir diligencias a la Dirección Provincial de Educación de Melilla por el “desamparo” de los menores con discapacidad del centro en cuanto al transporte escolar adaptado y la falta de personal. Expuso que se reunieron con una de las fiscales una comisión de ocho padres de alumnos para explicarles la situación, algo que calificó de “gravísimo”. Asimismo, indicó que el Ministerio Fiscal quiere abrir diligencias para investigar si los hechos son constitutivos de delito al tratarse de un grupo vulnerable, y si finalmente lo son, actuará de oficio.
El presidente de la AMPA del CEE Reina Sofía, Joan Casares, expuso que, ayer tuvieron una reunión una comisión de ocho padres de alumnos del centro con Fiscalía de Menores para explicar la situación que están viviendo en cuanto al transporte escolar adaptado y la falta de personal.

Hechos que la fiscal calificó como “gravísimos”, y por los que abrirá diligencias previas a la Dirección Provincial para investigar si los hechos son constitutivos de delito al tratarse de un grupo vulnerable de niños con discapacidad.

Además, el Ministerio Fiscal espera obtener una respuesta muy pronto por parte del Ministerio de Educación, aunque las instituciones tardan “bastante” en dar una respuesta.

Casares contó que el transporte adaptado está funcionando, pero solo lo están usando 12 familias de las 33 que deberían de utilizarlo, a algunos usuarios le es “imposible” de usar porque no pueden llegar hasta las paradas que le han impuesto. Otros, no lo usan solidarizándose con aquellos que no pueden porque, por ejemplo, en Los Pinares el autocar no puede acceder y tienen que andar casi un kilómetro para llegar a la parada.
“Les han propuesto que el autocar vaya dando vueltas hasta que ellos lleguen, que cuando los vean, pararían el vehículo”, dijo.

También, el autocar deja a los alumnos del Juan Caro en la avenida principal de Cabrerizas y los alumnos tienen que ir con la silla de ruedas hasta el centro. “¿Dónde se ha visto a un autobús que no deje a los niños en el colegio?”, se preguntó.

El presidente de la AMPA sostuvo que los padres de los alumnos del CEE Reina Sofía consideran que el autobús no tiene personal adecuado a bordo que, tendría que ser un auxiliar médico o similar, porque así lo contempla la licitación.
“Esto sino la han cambiado porque modificaron las bases del contrato, pero no nos dieron copia a pesar de que la pedimos”, apostilló.

Casares indicó que los padres se preguntan qué pasaría si a un niño le da un ataque de epilepsia, pánico, o necesita oxígeno, porque si la persona no tiene conocimientos mínimos entienden que subir a sus hijos es un riesgo para ellos.

La AMPA del CEE Reina Sofía espera que la Dirección Provincial reciba a una comisión de padres, estas reuniones están pedidas por escrito, solicitaron una el 4 de noviembre para hablar sobre la situación del centro y el 14 presentaron un escrito pidiendo una copia del contrato de la licitación. Aunque, a día de hoy no han recibido ninguna respuesta.

“El autobús tiene espacio para 5 sillas de ruedas, pero son 21”
La AMPA del centro sabe que el vehículo adaptado tiene espacio para cinco sillas de ruedas, aunque tiene que llevar 16 alumnos con sillas del Reina Sofía y 5 de otros centros, en total 21 usuarios, siendo “imposible que haga un horario lógico”. “Si es posible, queremos que nos la muestren, pero no meter a los niños ahí y arriesgarnos a que pase algo”, dijo.

Joan Casares señaló que lo único que quieren es que les convenzan de que van a hacer un servicio bueno, y no un autocar que no llega a los colegios, que no tiene capacidad para las sillas de ruedas y tampoco volumen para meterse en muchos sitios,
“Que nos niegue la reunión el director provincial ya es darnos la razón de que el vehículo no cumple las condiciones mínimas”, concluyó.