www.melillahoy.es

La perspectiva de Nezar

Una solución al problema en Cataluña...la más sencilla y la más difícil

Nezar S. Fernández

miércoles 20 de noviembre de 2019, 04:00h


Lo cierto, es que el ciudadano de a pie ha visto las imágenes acontecidas en Cataluña son espeluznantes. Y esto ha sucedido, según mi opinión, a que en España no nos gusta buscar soluciones "razonables" a los problemas, sino salirnos siempre con la nuestra. O sea, si la justicia española no emite una sentencia a gusto de los independentistas, pues todos a la calle, y algunos de ellos, a pegarle fuego a todo lo que encuentran a su paso, sean cuales sean las consecuencias.
Los partidos constitucionalistas actúan según lo que más les interesa para las futuras elecciones y las estrategias van desde el 155, la Ley de Seguridad Nacional hasta establecer un estado de excepción. Desde mi perspectiva, cualquier aplicación que no sea la que está llevando a cabo el Gobierno, lo único que va a incitar es a echar más leña al fuego en Cataluña y tenemos que ser conscientes de que soluciones hay.

Junqueras fue uno de los golpistas y quien ha sido condenado con más años de cárcel, pero también hay que tener en cuenta que este hombre no ha levantado un dedo para agredir a nadie. Así que, ¿qué pasaría si colaborase con el Estado? No hay que olvidar nunca, que la justicia en España se concibe como un pago en función de la reinserción... Es realmente ahora, cuando ERC podría hacer un llamamiento a Ciudadanos (el partido más votado en Cataluña con mucha diferencia) para negociar un programa transversal y hacer un nuevo gobierno de coalición que destrone a Torra en aras de la paz social. Si esto fuera posible, si el pueblo catalán viera que independentistas, ahora moderados, y constitucionalistas gobernasen juntos, sería muy difícil que la sociedad en la calle y en el día a día, siguiese dividida; cuando los padres se reconcilian, es muy difícil que los hijos no lo hagan. Creo que es la forma "más sencilla" de que Cataluña vuelva al orden de una forma real. Lo que Cataluña necesita ahora es ese pacto entre enemigos políticos. Y Sánchez este proyecto sí que lo podría plantear, porque él mismo ha dicho que está abierto a todos los escenarios y éste con diferencia, sería el más fácil y pacífico.

Desde mi perspectiva, el hecho de que Junqueras se arrepienta públicamente de haber ilusionado a un pueblo con algo que era imposible e impulsara ahora una reconciliación "política" con el constitucionalismo en aras de la paz social en su tierra, las cosas, en materia judicial, inevitablemente le irían mucho mejor. Creo que es hora de una reconciliación política para alcanzar una reconciliación nacional y comenzar a hablar y negociar el Estatuto negado a Cataluña en 2010 que de "esas aguas nos llegan estos lodos". Lo que está claro es que los asuntos de Cataluña deben de ser solucionados por los catalanes en su Comunidad Autónoma y no por el Gobierno central, aunque Éste pueda sugerir y mediar. De hecho, creo que sería muy positivo que lo hiciese... Sin embargo, lo más sencillo y eficaz creo que sería también lo más difícil.