www.melillahoy.es

El juez decano de Melilla espera que el Ejecutivo que llegue a gobernar muestre que le importa la Justicia y que invierta en ella

El juez decano de Melilla, Fernando Germán Portillo
El juez decano de Melilla, Fernando Germán Portillo

Fernando Germán Portillo: “Pediría al nuevo Gobierno una inversión para que los Juzgados de guardia y de menores en Melilla pudieran atenderse de forma digna”

domingo 08 de diciembre de 2019, 04:05h
El juez decano de Melilla, Fernando Germán Portillo, aseguró que pediría al nuevo Gobierno una mayor inversión “para que los Juzgados de guardia y de menores en la ciudad pudieran atenderse de forma digna”. En una entrevista concedida a este Diario, apuntó que espera que el Ejecutivo que llegue a gobernar en España muestre que le importa la Justicia y que invierta en consonancia a las necesidades que tienen. Asimismo, volvió a destacar que el problema de los Juzgados en Melilla es la falta de espacio.

-¿Qué espera del nuevo Gobierno para la Justicia?
-Espero del nuevo Gobierno una explicación, que hasta hora no ha tenido ninguno en materia de Justicia, y que demuestren que de verdad les importa e inviertan en consonancia a las necesidades que tenemos que son apremiantes. Es necesario que un nuevo Gobierno se tome en serio la Justicia como uno de los pilares del Estado de derecho democrático y que, realicen las inversiones correspondientes y, sobre todo, avance en la tarea de despolitización del órgano de Gobierno del Poder Judicial.
Del nuevo Gobierno, sé que entre sus postulados ideológicos en materia de Justicia no está precisamente en lograr esa despolitización porque entiendo que los políticos cuando son designados por los parlamentarios, son los que tienen que configurar el autogobierno del Poder Judicial. Va en contra de todas las exigencias de la Unión europea, del Consejo de Europa y es algo que el grupo de Estados contra la corrupción lleva ya seis años afeando a España debido a que todos y cada uno de los 20 vocales del Poder Judicial se han designado por los parlamentarios, es decir, por los políticos.
Ni si quiera se mantiene un debate parlamentario y que los legítimos representantes del pueblo discutan sobre quienes van a ser los mejores vocales, sino que se hace delante de todas las cámaras y la ciudadanía en la sede de los partidos donde se distribuyen vocalías, según las presuntas afinidades ideologías. Esto se hace en contra de lo que dijo el Tribunal Constitucional en 1986 porque, aunque abaló ese modo de designar los vocales, lo dijo siempre que no se produzca una reproducción del debate parlamentario en el Poder Judicial y que no se establezca un reparto por cuotas de poder en el Parlamento, pero es lo que está pasando desde entonces.
Me gustaría un Gobierno que afrontase esas exigencias europeas y de necesaria democratización de la carrera judicial. Pero, no creo que se haga porque ideológicamente tanto el PSOE como el Gobierno siempre se ha mostrado favorable a esa intromisión de la política en los órganos de Gobierno de jueces y magistrados.
-¿Y para los Juzgados de Melilla en particular?
-Con respecto a Melilla, pediría una inversión mucho mayor en las necesidades materiales en los Juzgados. Es necesario, siempre lo digo, proceder a externalizar el Registro Civil en el edificio en el que se encuentra para dar un servicio digno a los ciudadanos y que los trabajadores tengan también tengan un espacio digno.
Que nos permita ampliar el espacio del que disponemos, para dar cabida o bien a una ampliación del Juzgado de guardia para habilitar espacios dignos para que los abogados puedan entrevistarse con sus clientes y espacios dignos para que los ciudadanos puedan esperar a sus familiares, sin tener que mezclar los de las víctimas y denunciados como ocurre actualmente y así, poder cumplir con la Ley de Protección a las víctimas.
O bien, llevar abajo el Juzgado de menores, porque la Ley nos exige que esté totalmente separado de la Justicia de mayores, pero no es el caso porque somos parte de acceso y entrada al mismo edificio.
Si conseguimos externalizar el Registro Civil, contaremos con un espacio donde el Juzgado de menores podrá tener su propio acceso y respetar la Ley.
Estas necesidades requieren inversiones del Ministerio de Justicia, en buscar locales y parcelas adecuadas para llevar a cabo la construcción del Registro Civil y externalizar más unidades judiciales porque el problema fundamental de Melilla es el espacio. El edificio judicial no nació con esa pretensión, y la necesidad ha ido aumentando con el paso de los años, como ocurre en casi todos los sitios. La necesidad de aumento de espacio no podemos atenderla por el espacio y por las deficiencias que el edificio ya tiene de por sí por no estar diseñado como edificio judicial.
Pediría al nuevo Gobierno un esfuerzo inversor en Melilla para que servicios como el Juzgado de guardia, el de menores y el Registro Civil pudieran atenderse de forma digna, no solo para quienes prestan los servicios sino para sus usuarios.
-En estos meses ha habido muchas elecciones y la Junta Electoral se traslada a la primera planta donde los juicios penales, ¿esto trastoca el día a día de los Juzgados?
-Sí, trastoca el día a día de los Juzgados porque por esta necesidad de falta de espacio en el edificio judicial no tenemos las salas de juicios que nos gustaría y tenemos que estar repartiéndolas entre Juzgados.
El hecho de que se estén sucediendo tantas elecciones nos obliga a modificar una de las salas de vistas y complica más el asunto. En perjuicio del juez de lo Penal nº1 que es quien celebra esa sala y del letrado de la Administración de Justicia que tiene que hacer un poco de malabarismo para que los penales se alternen porque muchas veces coinciden. Lo hacemos porque creemos que es necesario, es un deber y obligación nuestra y pensamos que el edificio judicial es el que mejor viene a acoger las necesidades de una Junta Electoral. Tanta repetición y esta reiteración de elecciones sí que ha trastocado un poco la agenda de los Juzgados.






“Hay sentencias que entristecen por lo que suponen, dando igual el color político”





-¿Qué le parece la sentencia del Tribunal Supremo para Ceuta donde se expone que los consejeros y viceconsejeros deben ser electos?
-He tenido ocasión de dar lectura a la sentencia del Tribunal Supremo, es una decisión que afecta a la Ciudad Autónoma de Ceuta, sus argumentos pueden entenderse asimilables a Melilla, pero, en todo caso, es una decisión de tipo político la que debe adoptarse y no puedo hacer comentarios sobre ella.
-¿Ha podido mirar la sentencia de los ERE?
-No, no he podido. Son más de 1.700 páginas y ya me gustaría tener tiempo libre para pode dedicarme a este tipo de lecturas, no digo que no vaya a hacerlo, pero tiene que ser muy pausada. Envidio a aquellos que puedan darle una lectura inmediata e informar a los medios sobre sus criterios. De todos modos, me gustaría que se tome por lo que es, son casos donde ha habido prevaricación y malversación de dinero público y son sentencias que entristecen por lo que suponen, dando igual el color político.