www.melillahoy.es

FÚTBOl JUVENIL - DIVISIÓN DE HONOR

Yunes Ben presionando a un jugador malagueño
Yunes Ben presionando a un jugador malagueño

Escaso premio para los azulgranas

LOS MELILLENSES, QUE FUERON MEJORES, ENCAJARON EL TANTO DEL EMPATE EN EL MINUTO 94

domingo 24 de noviembre de 2019, 04:00h
La Peña Barcelonista no pudo pasar ayer del empate (1-1) frente a un 26 de Febrero, rival directo en la lucha por eludir el descenso, que se llevó un inmerecido botín del campo de La Espiguera. Con este resultado, al menos, los de Kemel Azouaghe cortan una racha de once jornadas consecutivas sin puntuar e igualan en la tabla con el Dos Hermanas-San Andrés, penúltimo clasificado.
Los melillenses llevaron la iniciativa en el juego, disponiendo también de varias ocasiones claras para batir al portero malagueño, sobre todo en las botas de Zaki, que lo intentó con disparos muy peligrosos, y a través de Guille, que envió el balón por encima del larguero, en una acción embarullada en la que el esférico le cayó a los pies aunque le botó el mismo y no pudo precisar su remate.
Los costasoleños también gozaron de una gran oportunidad para adelantarse en el luminoso, aprovechando Víctor un error defensivo para quedarse solo ante Adam, que aguantó a la perfección en el mano a mano y evitó el 0-1 con una enorme intervención. Con el 0-0 inicial se marcharon los equipos y el trío arbitral a los vestuarios.
En la reanudación, los locales se mostraron superiores a su rival, haciéndose justicia con la consecución del 1-0, obra de Selim, al transformar una pena máxima en el minuto 82. Los de Kemel Azouaghe incluso pudieron lograr instantes más tarde el 2-0 por mediación de Husi, que había saltado al terreno de juego en el 68’, pero el cancerbero del 26 de Febrero impidió con una doble parada lo que podía haber sido un auténtico golazo. Los jugadores melillenses se quejaron al árbitro, al considerar que el balón había rebasado la línea de meta.
En el 94’, en el único acercamiento del segundo tiempo de los malagueños, llegó el 1-1, con un tiro lejano que pilló a Adam algo adelantado. Sin tiempo para más, y con la desilusión en las caras de los barcelonistas, concluyó el choque.