www.melillahoy.es
Salvados, de la Sexta
Ampliar
Salvados, de la Sexta

Empleados de La Purísima denuncian el “linchamiento” de algunos medios y ONG

Tras la emisión en La Sexta del programa “Salvados” con el título “Hijos de Nadie”

lunes 25 de noviembre de 2019, 04:00h
El Comité de trabajadores del centro educativo residencial de menores 'Fuerte la Purísima' ha pedido que "se acabe el linchamiento" por parte de algunos medios nacionales y ONGs contra el trato que dan sus profesionales a los menores extranjeros no acompañados (MENA) acogidos en Melilla y niegan que exista en el centro "cualquier orden o directriz contraria al bienestar de los niños".

A través de un comunicado y tras la emisión en La Sexta del programa “Salvados” con el título “Hijos de Nadie” sobre los MENA en Melilla, el órgano sindical que representa a los empleados del centro de acogida ha dicho que este tipo de mensajes "puede calar en aquella parte del público más sensible a este tipo de maniobra" pero han negado que se trate mal a los MENA que están bajo la tutela de la Ciudad Autónoma de Melilla.

El comité ha señalado que, en este contexto, "todas las personas de este centro, tanto plantilla de atención directa como la gestión y dirección, desmientan rotundamente, que exista en el centro cualquier orden o directriz contraria al bienestar de los niños. "No es cierto y no hace sino alumbrarnos dudas sobre qué intereses guía a quienes todo esto arrojan".

En este sentido, han destacado que "nadie en su sano juicio lo toleraría y mucho menos los distintos responsables que se han sucedido en la Consejería de Bienestar Social, la Fiscalía, los Juzgados y en los Cuerpos y Fuerzas de seguridad".

800 niños para un centro de 350
Por ello, han reclamado que termine el "linchamiento, el prejuicio y el rumor indiscriminados" porque "son injustos con la gestión del centro y dolorosos para quienes cada día acudimos al puesto de trabajo ilusionados con nuestra labor, convencidos de lo que hacemos y volcados en dar lo mejor de nosotros mismo a los menores".

Para el comité de trabajadores, las críticas a su labor de dichos sectores "es un lastre añadido a quienes, con el corazón roto por las situaciones que se generan en un centro proyectado para 180 niños, habilitado para 350 niños y al que las circunstancias exigen hoy acoger a unos 800, buscamos con denuedo conseguir su más viable y normalizada vida y funcionamientos".

Por todo ello, han subrayado que "creemos indigno y deplorable persuadir a nuestros conciudadanos con discursos contrarios a las 140 familias trabajadoras en La Purísima o a su gestión". "Aunque lo más ruin sería que, detrás de toda esa falsedad e inquina, sólo ocultase otros intereses", han concluido.