www.melillahoy.es
Durante el curso se impartieron clases teóricas y prácticas
Durante el curso se impartieron clases teóricas y prácticas

La Policía Local de Melilla forma a los primeros agentes en el manejo del taser

La formación será continuada para toda la plantilla

miércoles 27 de noviembre de 2019, 04:00h
La semana pasada, en la Jefatura de la Policía Local de Melilla se impartió el primer curso para operadores de DEC (Dispositivo Electrónico de Control) de la marca Taser, concretamente para el modelo X-2, en el que participaron 23 agentes de Policía Local que lograron superarlo.

Durante el curso, se impartieron clases teóricas y prácticas, en el que varios agentes comprobaron los efectos incapacitantes del Dispositivo Electrónico de Control en sus propios cuerpos.

Este dispositivo causa la incapacitación neuro-muscular mediante contracciones musculares no controlables y reduce la habilidad para realizar movimientos voluntarios. Esto se consigue aplicando pulsos eléctricos a través de dos electrodos que sobre estimula los nervios motores, que imitan las señales nerviosas y confunden a los músculos, sobre todo los brazos y las piernas. En el Reino Unido, donde lleva usándose varios años, más del 80% de los incidentes se resuelven sin disparar las sondas.

La evolución tecnológica ha permitido eliminar los riesgos cardíacos durante su uso, ya que los impulsos eléctricos generados están muy lejos del umbral peligroso para su salud, incluso portando marcapasos.

Esta arma no letal está destinada para actuar en situaciones de riesgo en las que “se deba hacer uso de la fuerza sin emplear armas de fuego”, el objetivo es que las detenciones se realicen de "manera segura" tanto para el agente como para el detenido.

Su uso se llevaría a cabo en este tipo de situaciones y cuando resulten ineficaces otros medios para inmovilizar o detener a una persona que manifieste un peligro inminente de lesionar a terceros o a sí misma, cuando deba ejercerse la legítima defensa propia o de terceros y cuando deba impedirse la comisión de un delito.

Cada agente operador de un DEC, además portará una cámara corporal de la marca AXON, de forma que al activarse un DEC también lo hace de forma automática la cámara, quedando grabada la actuación con el objeto de presentarse como prueba de uso justificado del DEC.

Los Mossos d'Esquadra y la Ertzaintza también tiene este tipo de arma desde hace un par de años, así como más de 200 cuerpos de Policías Locales, como la Policía Municipal que adquirirá más de 200 aparatos.