www.melillahoy.es

El drama de la inmigración golpea de nuevo

miércoles 27 de noviembre de 2019, 01:30h
Un suceso que deja de nuevo al descubierto la falta de escrúpulos de las mafias, que se enriquecen con las necesidades de estas personas, a las que cobran grandes sumas de dinero para arrojarlas al mar sin embarcaciones preparadas para soportar tanto pasaje y en unas condiciones precarias”
Cuando estaba a punto de acabar el martes, poco antes de las 23.00 horas, llegaba la trágica noticia: al menos tres inmigrantes han perdido la vida y otros diez están desaparecidos, pertenecientes a una patera hallada a la deriva al norte de Melilla, a unas 30 millas al Norte de Melilla.

En la embarcación iban 78 personas y unas 65 fueron trasladadas al puerto deportivo -además de los tres cadáveres-, donde esperaba el dispositivo especial que se monta en este tipo de casos: servicios de emergencia, de salvamento y de seguridad. Entre los rescatados hay tres niños y, además, unos 5 adultos en estado grave.

Los servicios médicos de urgencia tuvieron que emplearse a fondo anoche, tanto en el puerto deportivo -donde llegó Salvamar Spica de Salvamento Marítimo- como en el propio Hospital Comarcal, donde fueron derivados muchos de ellos para una atención más exhaustiva, dado el estado de salud que presentaban.

Una situación que casi provoca el colapso de los servicios sanitarios de emergencia del hospital dado el elevado número de personas que tuvieron que atender con urgencia, a los que se sumaban los melillenses que anoche hicieron uso de este servicio por su estado de salud.

Pero al margen de esta cuestión, lo que sobresale una vez más, cada vez que ocurre este tipo de esta tragedia, es que el drama de la inmigración no cesa, después de que se hayan contabilizado tres fallecidos, que podrían ser más si no se encuentran a los diez desaparecidos. Un suceso que deja de nuevo al descubierto la falta de escrúpulos de las mafias, que se enriquecen con las necesidades de estas personas, a las que cobran grandes sumas de dinero para arrojarlas al mar sin embarcaciones preparadas para soportar tanto pasaje y en unas condiciones precarias, que les hacen poner en riesgo sus vidas.

Salvamento Marítimo está empleando todos los medios a su disposición en la zona, después de enviar la Salvamar Spica desde Almería y utilizar el helicóptero HE Helimer 205 en la misma noche del martes al miércoles, para intentar dar con los desaparecidos. Al cierre de nuestra ciudad, no se habían producido aún rescates por lo que estas próximas horas serán claves en la vida de estas personas. Lo dicho, todo un drama.