www.melillahoy.es
Sin palabras seis años y un mes después

Sin palabras seis años y un mes después

jueves 28 de noviembre de 2019, 04:09h
Abdeselam Ahmed y Dris Mohamed, los padres de Pisly y Emin, reconocieron ayer que estaban sin palabras. Ambos, abatidos, con la emoción en sus ojos y sus gestos, al igual que el resto de sus allegados, dieron las gracias a todos los que acudieron a expresarles su apoyo, que fueron más que en otras concentraciones anteriores
Seis años y un mes han pasado ya desde que dos melillenses, Emin y Pisly, murieron en aguas marroquíes por disparos de la Marina Real de ese país. Cerca de 2.200 días sin que se haya esclarecido el caso y sin que se haya hecho justicia, que es lo que piden unas familias de nuestra ciudad que perdieron demasiado aquel 27 de octubre de 2013. Ese día, los dos jóvenes decidieron salir a navegar para disfrutar de un domingo soleado y se encontraron inesperadamente con la muerte a causa de una intervención de la Marina Real de Marruecos que no está nada clara.
Ayer, como el día 27 de cada mes, las familias volvieron a concentrarse a las puertas del Palacio de la Asamblea. Pero la concentración de ayer era, si cabe, aún más dolorosa por ser la primera desde el trágico suceso por el que uno de los hermanos de Pisly, Maanán, perdió la vida víctima de un homicidio hace menos de dos semanas en el puerto deportivo de la ciudad. Maanán, que siempre acudía a las concentraciones para pedir justicia por Emin y Pisly, estaba ayer también muy presente en el recuerdo de quienes ayer acudieron a la triste cita mensual a la que deben hacer frente estas dos familias melillenses.
Abdeselam Ahmed y Dris Mohamed, los padres de estos dos jóvenes, reconocieron ayer que estaban sin palabras. Ambos, abatidos, con la emoción en sus ojos y sus gestos, al igual que el resto de sus allegados, dieron las gracias a todos los que acudieron a expresarles su apoyo, que fueron más que en otras concentraciones anteriores, muchos de los cuales aprovecharon para dar al padre de Pisly y Maanán su pésame.
Ambos confiaron en que esta sea la última concentración. Un anhelo que ya han repetido en ocasiones anteriores y que, sin embargo, nunca se ha cumplido porque este caso ha sido condenado a dilatarse en el tiempo de manera indefinida. “Todos los meses reivindicamos aquí por el asesinato de nuestros hijos y vemos que nuestros gobernantes todavía no han hecho nada, pero tampoco pueden hacer nada de momento porque no hay Gobierno central”, apuntó Dris Mohamed.
Y es que estas dos familias, a las que la vida ha dado dos tremendos golpes donde más duele, también son víctimas del bloqueo político que sufre España, por increíble que parezca, después de tanto sufrimiento, que se ha visto acrecentado por la ineficaz gestión diplomática, si es que alguna vez la ha habido, por parte de España y sus gobernantes, de diferentes colores políticos. Estas dos familias melillenses están sin palabras, igual que toda una ciudad, que está con ellas y que también desea que se haga, de una vez por todas, justicia a tres vidas segadas.