www.melillahoy.es
Almansouri se reunió ayer con el responsable de D2 y de las Escuelas Católicas de Madrid
Ampliar
Almansouri se reunió ayer con el responsable de D2 y de las Escuelas Católicas de Madrid

El centro D2 y Escuelas Católicas de Madrid buscan ampliar su oferta educativa a través del programa bilingüe BEDA

La Consejería de Distritos quiere que los niños puedan aprender inglés y obtener sus certificaciones

viernes 29 de noviembre de 2019, 04:00h
Hoy, el Centro de Formación y Estudios D2 firmará un acuerdo con Escuelas Católicas de Madrid para ampliar su oferta educativa al través del programa bilingüe BEDA en la ciudad. Actualmente, únicamente forman parte de este programa los centros concertados como La Salle, Enrique Soler y el Buen Consejo, pero les gustaría poder llegar a un mayor número de jóvenes. La Consejería de Distritos quiere que todos los niños de Melilla, sobre todo, aquellos que no tengan recursos para apuntarse a una academia u otro tipo de formación privada, puedan aprender inglés y obtener sus certificaciones.
Hassan Hussein, responsable del centro de Formación y Estudios D2, explicó que, van a firmar un acuerdo con Escuelas Católicas de Madrid para hacer una ampliación del programa bilingüe BEDA que llevan desarrollando desde 2015.

A través de este acuerdo, señaló que, se ha conseguido ampliar la oferta formativa y los recursos en relación al bilingüismo y dar más posibilidades a los melillenses, sobre todo, a aquellos adultos y jóvenes que quieran conseguir las certificaciones, ampliando estos exámenes al formato ordenador.

Hussein resaltó que actualmente están adheridos al programa BEDA los centros de La Salle, Enrique Soler y Buen Consejo, desde infantil hasta Secundaria, consiguiendo que cuando empezaron en 2009 los niños iban a la Universidad con un nivel A2 y ahora, pueden ir con un nivel entre B2 y C1.

Destacó que el programa BEDA es pionero a nivel nacional con reconocimiento a nivel internacional y que esté en la ciudad es una garantía para los jóvenes.
“Hoy por hoy, es el que ayuda a muchos centros a conseguir excelencia en bilingüismo”, concluyó.

Dunia Almansouri, consejera de Distritos, manifestó que se tratan de programas “muy interesantes” para el aprendizaje del inglés en las escuelas y están viendo qué proyectos se pueden impulsar en la ciudad.

Señaló que se pueden abrir unas líneas de trabajo “muy buenas”, sobre todo, para lo que el Gobierno considera “más importante” que es que este tipo de enseñanzas lleguen a todos los melillenses, sobe todo, a aquellos niños que sus familias no pueden permitirse una academia de ingles u otro tipo de formación privada.
“Nos hemos emplazado a que en un futuro veamos qué podemos hacer en Melilla y que proyectos pueden ser importantes”, concluyó.

“BEDA es un apoyo a la enseñanza de inglés”
El responsable de las Escuelas Católicas de Madrid, Eugenio Díaz, expuso que, BEDA es un programa que funciona en colegios desde hace unos 12 años y hay 700 colegios adscritos en toda España, ente los que se encuentran tres de Melilla.

Contó que en la ciudad comenzaron con la ayuda de D2 y hace cuatro años firmaron un convenio para agilizar y gestionar en mejores condiciones la tramitación de los exámenes de Cambridge.

Díaz apuntó que están viendo que los escolares cuando acaban Secundaria están en condiciones de conseguir un B2 ya que BEDA es “un apoyo a la enseñanza al idioma ingles en Melilla”. “Estamos orgullosos de que los centros acrediten que es un programa que apoya el éxito escolar, nos pondremos al servicio de los jóvenes porque queremos ser más accesibles, sean de centros concertados u otros colegios”, concluyó.