www.melillahoy.es
Delgado Aboy reclama más presencia policial para que las fiestas navideñas sean disfrutadas por todos sin incidentes
Delgado Aboy reclama más presencia policial para que las fiestas navideñas sean disfrutadas por todos sin incidentes

Vox pide que los locales del Puerto Noray adelanten el cierre dos horas tras el homicidio de Maanan

Propone a Medio Ambiente encuadrar estos establecimientos en el grupo 2, cuyo horario de apertura sería de 14.00 a 3.30h

viernes 29 de noviembre de 2019, 04:11h
Vox presentará una petición ante la Ciudad Autónoma para adelantar dos horas el cierre de los locales del puerto deportivo de Melilla, la única zona de ocio y recreo de la ciudad, de manera que ahora cierren a las tres y media de la madrugada, después del homicidio del joven Maanan en la madrugada del sábado día 16. En rueda de prensa, el presidente de Vox, Jesús Delgado Aboy, instó a la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad a que lleve a cabo una “reforma inmediata” de los horarios de estos locales de ocio del puerto deportivo, ya que lo sucedido con este joven “obliga a tomar medidas para que hechos tan terribles y dramáticos no se vuelvan a producir”.

Delgado Aboy argumentó que la víctima recibió una puñalada en el abdomen en el baño de uno de los locales a las 6.20 horas, cuando dicho establecimiento tiene un horario de apertura hasta las 5.30 horas “y debe estar totalmente cerrado a las 5.55”, lo que indica que “algo falla”.
Además, se hizo eco del testimonio de usuarios y trabajadores del puerto deportivo de Melilla, según los cuales “a determinada hora da miedo estar en esa zona, que se supone que es de ocio y recreo para los melillenses y no el campo de batalla que se convierte cada fin de semana”.
El objetivo de Vox es que se suprima el grupo 3, donde están encuadrados los bares y locales de copas para que el horario de apertura del puerto deportivo no sea “demasiado largo”, ya que dichos establecimientos tienen un horario de 16.00 horas a 5.30 horas, y se incluyan en el grupo 2, que es de 14.00 horas a 3.30 horas.
Delgado Aboy defendió esta medida por la “enorme preocupación que muestran los padres y madres de adolescentes y jóvenes” de Melilla, un temor “corroborado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado” respecto a que los incidentes más graves suceden a partir de las 4.00 horas.
Por ello, Vox abogó por “adelantarse a la llegada de nuevos incidentes” para que los locales cierren a las 3.30 horas, “una hora más que prudencial para disfrutar el ocio sin ver comprometida la seguridad”.

Más presencia policial
Asimismo, reclamó una mayor presencia policial para que las fiestas navideñas puedan ser disfrutadas por todos sin incidentes, si bien recordó que Vox “está harto de pedir” un aumento de agentes en la ciudad, concretamente 150 policías locales, 250 guardias civiles y 270 policías nacionales, sin que se haya llevado a cabo.
Al mismo tiempo, lamentó que se cerraran las dependencias de Policía Local que hace años se ubicaron a la entrada del puerto deportivo, lo que hubiera permitido “cortar los problemas de agresiones y violencia” con esta presencia policial.
Vox admitió que Melilla tiene carencia de espacios de ocio, pero justificó que “no se puede seguir dando ocio con problemas y batallas campales todos los fines de semana” que dan lugar a quejas, de ahí que defienda su medida de acortar el horario de apertura de los locales “para evitar actos tan desagradables”.

Reclama respeto a sus ideas sobre la violencia de género

Vox, a través de su presidente regional, Jesús Delgado Aboy, pidió ayer respeto para sus ideas y la libertad de expresión, “uno de los pilares fundamentales” del Estado de Derecho y la democracia, tras las críticas que ha recibido dicha formación por su postura sobre la violencia de género.
Afirmó que Vox se siente legitimado “por 3,6 millones de españoles” que le votaron y dejó claro que “no teme a nada ni a nadie”. Asimismo, aclaró que condena “todo tipo de violencia, independientemente de la nacionalidad, sexo, raza o condición cultural o social de la víctima”, porque “la violencia no tiene género ni adjetivo”. También rechazó “las lecciones” del PSOE y Podemos, y acusó a PP y Cs de “apuntarse al carro progre según sopla el viento”.