www.melillahoy.es

Más de 300 estudiantes reciben los diplomas de los cursos de formación y alfabetización 2019

El acto se desarrolló en el Palacio de Congresos
El acto se desarrolló en el Palacio de Congresos (Foto: Melilla Hoy)

Ayer se clausuraron estas acciones enclavadas en el convenio que desde hace casi veinte años mantienen el MECD y la Ciudad

sábado 30 de noviembre de 2019, 04:00h
El Palacio de Congresos acogió ayer el acto de entrega de diplomas acreditativos a los más de 300 alumnos que han participado en los cursos de alfabetización y los de de iniciación prelaboral que se han desarrollado a lo largo de los últimos meses y que se incluyen dentro de las acciones formativas recogidas en el convenio de educación compensatoria que desde hace casi veinte años mantienen el Ministerio de Educación y la Ciudad Autónoma.
La consejera de Educación, Gloria Rojas, destacó la total colaboración que ha habido con la Dirección Provincial en la coordinación de estas acciones fruto de un convenio que lleva años celebrándose, y dejó patente su convencimiento de que, de cara a la nueva edición, se puedan introducir mejoras, entre ellas, lograr que el convenio se firme antes y las acciones a desarrollar puedan tener una mayor duración en el tiempo.

Acuerdo
Por su parte Juan Ángel Berbel, director provincial de Educación, explicó que el convenio para el desarrollo de diversos programas de interés mutuo centrado en acciones de compensación educativa y de formación de jóvenes y adultos desfavorecidos, más conocido como el Convenio de Compensación Educativa, contempla tres ejes de actuación: el programa de actividades, el programa de formación y la unidad de apoyo, orientación y seguimiento del abandono escolar.

El programa de actividades recoge cuatro actuaciones. La primera, el plan de prevención de situaciones de riesgo social contra el absentismo escolar, el plan de refuerzo de competencias lectoras, el taller de la naturaleza y el taller de inglés. El programa de formación incluye el desarrollo de tres cursos: informática y comunicaciones, electricidad y electrónica, y un tercer eje centrado en la familia profesional de hostelería y turismo. La unidad de apoyo y seguimiento del abandono escolar tiene por objetivo el respaldo a los jóvenes sin la suficiente cualificación para que puedan concluir su preparación académica.

Según dijo, el Ministerio contribuye este año con el convenio con 508 mil euros y la Ciudad Autónoma, a través de la Consejería de Educación, con 553 mil euros.

Para el desarrollo de las acciones se han contratado a 71 profesionales de distintas ramas, desde técnicos de grado superior a maestros.

Detalló Berbel que el convenio tiene unos objetivos muy concretos, entre ellos asegurar los recursos para la adopción de medidas dirigidas a que los alumnos en situación de desventaja social y que requieran de una atención educativa diferente a la ordinaria, por una escolarización tardía, desconocimiento del español, o cualquier otra circunstancia, “permanezca escolarizados de forma regular y puedan alcanzar el máximo desarrollo de sus capacidades personales”.

Añadió que el “57% de la población de Melilla de 18 a 24 años está en esta situación y, por lo tanto, es un convenio muy necesario”.

Un segundo objetivo primordial sería el de contribuir a la reincorporación a la enseñanza básica o a la formación profesional de jóvenes y adultos desfavorecidos, con problemas de exclusión social y laboral.