www.melillahoy.es
El coordinador de relaciones sectoriales del PP de Melilla, Daniel Ventura
Ampliar
El coordinador de relaciones sectoriales del PP de Melilla, Daniel Ventura

La Purísima y el Centro Asistencial acogen a 1.012 menores, un 30 % más desde mayo, según el PP

Ventura explicó que La Purísima acogía en mayo a 640 menores, cifra que, a fecha de ayer, ha aumentado hasta los 837.-En el caso del Centro Asistencial, el número de acogidos ha pasado de 135 a 175 en solo seis meses

sábado 30 de noviembre de 2019, 04:05h
El PP informó ayer de que la Ciudad Autónoma acoge actualmente en sus dos principales centro de acogida de menores, La Purísima y el Centro Asistencial, a un total de 1.012 menores extranjeros no acompañados, lo que supone un aumento del 30 % respecto al mes de mayo. En rueda de prensa, el coordinador de relaciones sectoriales del PP de Melilla y exconsejero de Bienestar Social del Gobierno de Melilla, Daniel Ventura, explicó que La Purísima acogía en mayo a 640 menores, cifra que, a fecha de ayer, ha aumentado hasta los 837. En el caso del Centro Asistencial, el número de acogidos ha pasado de 135 niños y niñas, a 175 en solo seis meses, lo que, unido a la ocupación de La Purísima, supone que entre ambos centros de acogida han aumentado en cerca de 300 su ocupación.

El exconsejero aseveró que están llegando entre 8 y 12 menores cada día al centro de La Purísima, prácticamente todos con su documentación marroquí, ya que el 85 % pasan la frontera legalmente acompañados por sus padres y después son abandonados en Melilla para que se hagan cargo de ellos los servicios sociales de la Ciudad Autónoma, lo que hace “muy difícil” que las fuerzas de seguridad “puedan poner límite a este tipo de presión migratoria”.
Según el dirigente popular, “la situación de menores en la ciudad en cuanto al número está peor que nunca”, ya que calculado que en la calle pueden estar malviviendo entre 100 y 150”, que se niegan a estar en los centros de acogida porque su intención es llegar a la península como polizones, y a ello se añaden otros jóvenes adultos que también buscan ese objetivo.
Ventura hizo hincapié en esta circunstancia, habida cuenta que “ya no se escucha hablar de devolución de competencias al Estado, ni de inseguridad ciudadana ni de niños de la calle, al menos no como hace un tiempo”, cuando los tres partidos que ahora gobiernan estaban en la oposición y dedicaban parte de su crítica fiscalizadora a este problema.
No en vano, recordó cómo “una de las cosas que pretendían hacer con ahínco era intentar llegar al centro de menores, fotografiar su estado y demostrar el hacinamiento”, algo que, dejó claro, “jamás se ocultó” por parte del anterior Gobierno, en manos del PP.

“Marroquinizar la ciudad”
En este punto, acusó especialmente a Coalición por Melilla (CPM), del que depende la Viceconsejería del Menor y Familias, de haber organizado cuando estaba en la oposición “circos mediáticos para sacar rédito político”, algo que “ahora no ocurre porque los que estaban en la oposición ahora están en el Gobierno y parece como si no hubiera menores, últimamente”.
Ventura dijo que es todo lo contrario, dado este “incremento espectacular en tan poco tiempo” de menores, lo que lleva a pensar al PP que “este Gobierno parece que está trabajando de manera fehaciente e intensa la manera de poder marroquinizar la ciudad”, habida cuenta que también se escolarizan en los centros educativos de Melilla “niños de dudosa procedencia y dudosa residencia en la ciudad”.
El dirigente popular reivindicó la labor del anterior Gobierno en materia de menores, presentando “muchas propuestas” para intentar solucionar el problema y sin dejar de atender a los menores cubriendo sus necesidades, pese a exceder la cifra de acogidos la capacidad máxima de los centros, logrando dar “saltos cualitativos y cuantitativos” en este ámbito.
El nuevo Ejecutivo, según dijo, lo que está haciendo “es dar continuidad a lo que ya hacía” el anterior, según la información que ha ido proporcionando el actual viceconsejero del Menor, Abderrahim Mohamed, algo que al PP le parece bien, si bien le instó a que tome en consideración cualquiera de las propuestas en la que ya estaban trabajando para intentar solventar el problema y “se aparten de los circos mediáticos que mantenían en la oposición”.

Un nuevo contrato, entre 10 y 12 millones

Sacar un nuevo contrato para la gestión del centro de menores de La Purísima podría duplicar el presupuesto necesario respecto al actual, pasando de los 5 que supone ahora este servicio a los entre 10 y 12 de un nuevo contrato, habida cuenta que la ocupación que tiene ahora supera los 800 menores.