www.melillahoy.es
El vocal del PSOE resuelve imponer una multa de 600 euros a CPM a pesar de ser socios en el Gobierno de Melilla con Cs

El vocal del PSOE resuelve imponer una multa de 600 euros a CPM a pesar de ser socios en el Gobierno de Melilla con Cs

El miembro socialista en la Junta Electoral de Zona castiga a los cepemistas por llevar publicidad en los autobuses de la COA antes de que comenzara la campaña electoral de las generales del 10 de noviembre

sábado 30 de noviembre de 2019, 04:15h
La “guerra abierta” que mantienen los dos principales socios del Gobierno de Melilla, como son Coalición por Melilla (CPM) y el Partido Socialista (PSOE), que se dejó patente durante la pasada campaña de las elecciones generales, en las que las acusaciones mutuas entre ambas formaciones fueron una constante, vive un nuevo capítulo a pesar de que han pasado 20 días desde que se celebraron los comicios generales. Un vocal del PSOE en la Junta Electoral de Zona ha resuelto multar con 600 euros a CPM por llevar publicidad electoral en la COA cuando aún no había comenzado la campaña electoral.
La propuesta del vocal del PSOE en la Junta Electoral de Zona (JEZ), el abogado José Miguel Pérez, se ha adoptado por unanimidad de dicho órgano. En su parte dispositiva, acuerda “la imposición a la candidatura de CPM de una multa de 600 euros, apercibiéndole de que, en el caso de impago, la Junta Electoral de Zona y Provincial de Melilla remitirá al órgano competente del Ministerio de Economía y Hacienda certificación del descubierto para la exacción de la multa por la vía de apremio”.

El procedimiento se abrió a raíz de una denuncia del PP tras comunicar a la JEZ que en la parte trasera de varios autobuses de la COA constaba un cartel de CPM con la imagen de los candidatos a las elecciones generales del 10 de noviembre, con expresiones “Primero Melilla” y “A un paso”, junto con el logotipo del Congreso de los Diputados, en un periodo comprendido entre la convocatoria de las elecciones y la campaña electoral que aún no había comenzado. En resolución, se recoge que la ley establece que “desde la convocatoria de las elecciones hasta el inicio legal de la campaña, queda prohibida la realización de publicidad o propaganda electoral mediante carteles...”.

Las diferencias entre CPM y el PSOE en la Junta Electoral han vivido además otros conflictos, como el que protagonizaron durante las elecciones municipales de mayo, cuando CPM se equivocó en sus listas al no respetar la paridad y no fue advertida por el vocal del PSOE, hasta el punto que CPM corrió el riesgo de no poder presentarse a dichos comicios, lo que hubiera beneficiado al PSOE, que lucha por el mismo electorado que los cepemistas. Finalmente, la justicia revocó esa decisión y CPM pudo participar en esas votaciones, consiguiendo 8 diputados por 4 del PSOE. Asimismo, durante las negociaciones del gobierno de la Ciudad las relaciones entre ambos partidos se resintieron bastante, algo que ha ocurrido ahora también durante las pasadas generales, hasta el punto de acusar a la delegada Sabrina Moh (PSOE) de imponer “El Estado de sitio” para perjudicar las posibilidades cepemistas. Pero no aquí no queda todo: la relación de “amor-odio” se mantiene hoy en día con las negociaciones para suplir a los consejeros cesados por no ser diputados electos.