www.melillahoy.es

FÚTBOL-2ª DIVISIÓN B

Los baleares ganaron con menos problemas de los que esperaban ante un Melila muy endeble en defensa
Los baleares ganaron con menos problemas de los que esperaban ante un Melila muy endeble en defensa (Foto: D. Espinosa/Periódico de Ibiza)

3-1. El Melilla, de vuelta a su peor versión

El conjunto azulino demostró además por qué es el tercer equipo más goleado del Grupo I, ya que sigue cometiendo graves errores defensivos que le cuestan muy caros

lunes 02 de diciembre de 2019, 04:00h
La U.D. Melilla volvió a decepcionar, como cada vez que lo hace a domicilio, ya que encajó una merecida derrota ante la U.D. Ibiza por 3-1. El conjunto azulino demostró además por qué es el tercer equipo más goleado del Grupo I de la Segunda B, ya que sigue cometiendo graves errores defensivos que le cuestan muy caros.
En esta ocasión, el equipo de Manolo Herrero dio un gran paso atrás con respecto a la mejoría de las dos últimas jornadas, en un choque en el que apenas tuvo actitud de cara intentar poner en apuros a un rival muy equilibrado y bastante completo, el mejor al que se ha enfrentado hasta el momento. El equipo de Pablo Alfaro tiene mucha pólvora en ataque y muy peligroso en la estrategia. Además, es conjunto muy táctico, aguerrido y sabe marcar los tiempos de los partidos con mucha posesión de balón.
El Melilla sufrió bastante en el césped artificial de Can Misses, ya que salió a ver qué pasaba y no dio señales de ambición para medirse en duelo directo a un rival que llegaba clasificado a esta jornada en la cuarta posición, la que marca precisamente la zona de Play-Off.
Ahora, el plantel de Manolo Herrero se prepara para la inminente cita que disputará este próximo miércoles, en el Estadio Municipal Álvarez Claro, ante el Coruxo F.C., en partido de Liga correspondiente a la decimosegunda jornada, que fue aplazado el pasado día 10 de noviembre por el fuerte viento.
El Ibiza, muy superior
El conjunto balear dominó el partido desde sus inicios, haciendo gala de una buena posesión de balón y asfixiando en la presión al equipo melillense cuando lo perdía, además de hacer bastante daño en la estrategia, con el veterano y expeditivo Javi Lara como gran protagonista en todas las acciones a balón parado.
No tardó mucho el Ibiza en conseguir su objetivo de adelantarse en el marcador, aunque antes dio un serio aviso en el minuto siete, con un disparo, desde la frontal, de Gonzalo que atajó el cancerbero Odei con gran seguridad, hasta que en el 19’, una gran jugada de Rodado desequilibró el partido, ya que dribló a Carri dentro del área y con sus pierna izquierda clavó el balón por la misma escuadra, un auténtico golazo.
Por su parte, el Melilla no lograba reaccionar, ya que el equipo de Pablo Alfaro seguía con el mismo guión. Así, en el 27’, un córner botado por Javi Lara lo cabeceó Rubén, en el segundo palo, ante la oposición de un defensor melillense, fuera de puerta.
El Melilla no sabía cómo contrarrestar el buen juego de los ibicencos para encontrar soluciones en ataque, posición en la que Carlos Fernández se mantuvo inédito ante la falta de profundidad de su equipo.
Los melillenses se veían impotentes de frenar a un Ibiza que no se conformaba y buscaba poner tierra de por medio, que consiguió a cinco minutos del descanso. Cirio fue trabado en la frontal por Michele Diana y el colegiado marcó la consiguiente falta, que ejecutó de forma magistral Javi Lara por la escuadra, haciendo la estatua el meta melillense ante el espectacular tanto del futbolista cordobés.
El Melilla seguía sufriendo bastante en defensa, su gran asignatura pendiente desde que se inició la competición, y en el 45’ pudo hasta encajar un nuevo tanto, tras un saque de esquina botado por Javi Lara con remate final de Toni Arranz que salvó Oleaga en una gran intervención.

Richi acorta distancias
En la segunda parte, el conjunto azulino mejoró en los primeros compases del juego, con la entrada del centrocampista Jordi Ortega y el delantero Hicham, y pronto se metió en el encuentro en el 62’, aunque antes Ceberio estuvo cerca de acortar distancias, tras un potente chut, desde la frontal, pero el cancerbero balear despejó, a córner, tras un gran paradón a córner. Precisamente, en el saque de esquina llegaría el 2-1, ya que Richi batió al meta Anacker, con un remate de cabeza.
El tanto espoleó a los melillenses en su objetivo de intentar igualar el partido ante un Ibiza que intentaba cortar la progresión en el juego melillense, aunque ello le costaba caro, ya que se cargó de tarjetas amarillas. Sin embargo, la Unión Deportiva, después del tanto de Richi, no conseguía llegar con peligro ante la meta adversaria.

Rodado cierra el partido
El tiempo pasaba y apenas pasaba nada en las dos áreas, ya que el Ibiza intentaba dormir el partido con el control del juego ante un Melilla impreciso que lo intentaba a la desesperada, mientras que el equipo local intentaba pillar a la contra a su rival o bien en la estrategia, ya que en el 85’, Morilla lanzó una falta que salió rozando la escuadra, aunque un minuto después no perdonó Rodado, que ante la pasividad de la defensa unionista controló el balón de espalda, dentro del área, se dio la vuelta y batió a placer a Oleaga.