www.melillahoy.es

Endesa-Melilla cumple la normativa nacional y europea

martes 03 de diciembre de 2019, 02:20h
La Autorización Ambiental Integrada de Endesa cumple rigurosamente con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente
• La central térmica de Endesa dispone de Autorización Ambiental Integrada, que establece los límites de emisión de contaminantes permitidos por la actual normativa
• Falta a la verdad que Endesa tenga autorización de la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad para contaminar sin límites o que se esté saltando la normativa nacional o europea al respecto
• La autorización otorgada por la consejería a Endesa ha disminuido considerablemente los límites de emisiones legales de aplicación a la instalación
Ante las declaraciones vertidas en días pasados por la Asociación Guelaya- Ecologistas en Acción en relación con el permiso de emisiones de la central térmica de Endesa, la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad quiere aclarar que es absolutamente falso que la autorización otorgada por dicho departamento no se ajuste a la normativa vigente y que permita a la central contaminar sin control saltándose la normativa europea, tal y como manifiesta el grupo ecologista.

La Central Diésel de Melilla es una actividad con obligación de disponer de Autorización Ambiental Integrada para su funcionamiento, en la que deben fijarse los valores límites de emisión (VLE) a la atmósfera, entre otros. Para fijar estos valores de acuerdo con la normativa vigente debe atenderse a la definición de “instalación de combustión” establecida en la normativa de referencia.

En aplicación estricta de esta definición, la central de Endesa en Melilla está considerada por la normativa vigente como una mediana instalación de combustion, cumpliendo también los requisitos para ser considerada como Microrred aislada, dado que no tiene posibilidad de estar conectada a otras redes.

Teniendo en cuenta estas circunstancias, así como la fecha de instalación de sus motores, la normativa establece valores límites específicos a partir de 2030. Mientras tanto, los valores que siguen vigentes en nuestra ciudad, según la legislación actual, son los que se le establecían en la anterior autorización, incluyendo valores límites para los óxidos de nitrógeno. No obstante, esta consejería ha disminuido estos valores límites para los próximos años hasta llegar a la reducción de valores que establece la ley para el año 2030.

Por tanto, esta Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad desmiente rotundamente que la central de Endesa esté considerada como una gran instalación y mucho menos que se haya utilizado ningún subterfugio legal para catalogarla como mediana instalación, tal y como declara Guelaya, ya que la normativa es muy clara en los criterios a tener en cuenta para su catalogación.

Por todo esto, los valores límites de emisión establecidos a la central por la autorización de esta consejería son los que determina la ley para este tipo de instalaciones, debiéndose evaluar el cumplimiento de los valores de emisión tal y como está establecido legalmente.

También quiere dejar claro esta Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad que la central de Endesa no vierte al mar ninguna cantidad de mercurio, ya que no dispone de este elemento en su proceso. El vertido al mar que realiza la central es el de las aguas de refrigeración. Las cantidades a las que hace referencia Guelaya en su comunicado corresponden a valores de referencia y no a valores reales, datos que conoce de sobra dicha asociación.

No obstante, la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad quiere dejar claro su compromiso, como se refleja en la Declaración de Emergencia Climática aprobada recientemente por la Asamblea, de trabajar para la sustitución, lo antes posible, del fueloil como combustible de los motores de la central por otro combustible menos contaminante como es el gas natural licuado (GNL), promoviendo de este modo la reconversión energética de la central cuanto antes.

La política de transición ecológica del Estado potencia la instalación de sistemas de energías renovables que tendrán como consecuencia, a corto plazo, la disminución en la producción de Endesa.