www.melillahoy.es

Las distintas organizaciones también entregaron un premio a una persona destacada de su voluntariado por la labor diaria que hacen con los usuarios

El premio CERMI 2019 fue para los trabajadores de la Granja Escuela
El premio CERMI 2019 fue para los trabajadores de la Granja Escuela

Este año el premio CERMI recae en la Granja Escuela de Melilla por su atención a los diferentes colectivos

miércoles 04 de diciembre de 2019, 04:03h
Con motivo del Día Internacional y Europeo de las Personas con Discapacidad, el movimiento social CERMI decidió entregar su mayor reconocimiento a los trabajadores de la Granja Escuela Gloria Fuertes de Melilla por su atención a los diferentes colectivos. Resaltando que el equipo de trabajadores de la Granja Escuela realiza “una labor encomiable” llegando a alcanzar una inclusión con personas de todas las edades. Las distintas organizaciones también entregaron un premio a una persona destacada de su voluntariado por la labor diaria que hacen con los usuarios.
María Dolores Arjonilla, presidenta de CERMI Melilla, explicó que se decidieron crear estos reconocimientos para agradecer las iniciativas individuales de las empresas privadas o de la Administración, los servicios y actuaciones que se desarrollan en las personas con discapacidad.

Este año, quisieron reconocer la “gran labor” de la Granja Escuela Gloria Fuertes, sobre todo, el equipo de trabajadores que lleva a cabo una “labor encomiable” con diferentes colectivos de la ciudad y sobre todo, con una atención específica a las personas con discapacidad agrupadas en diferentes asociaciones.

En la Granja Escuela, expuso que los diferentes colectivos desarrollan una gran diversidad logrando, no solo actividades de las entidades sino muchas promovidas por los profesionales, desarrollar inclusión con personas de todas las edades.

Además, resaltó que van innovando servicios que satisfacen a las personas con discapacidad, participantes, a sus familias y asociaciones.

El manifiesto titulado ‘Sos soledad’ fue leído por la periodista de Onda Cero, Begoña Rubio, reclamando la movilización pública y ciudadana para que con las estrategias adecuadas mitigar el gran mal del aislamiento social que devasta a las personas con discapacidad.

Por ello, piden que se dote de accesibilidad universal a los entornos, productos y servicios, comenzando por la vivienda, para que las personas con discapacidad no tengan dificultades añadidas de relación y participación sociales.

Además de la adopción de una Estrategia Estatal de Inclusión en la Comunidad que permita a las personas institucionalizadas vivir según sus propios deseos y preferencias, acogiéndose a fórmulas de vida inclusivas en la comunidad.

Así como el impulso de campañas dirigidas a eliminar los estereotipos negativos hacia las personas con discapacidad, con un enfoque colaborativo entre la sociedad civil organizada, los poderes públicos y los medios.

Por otro lado, el Premio al Voluntariado ha recaído en Abdelilah Riad por Asome; Sara Fernández por Cuenta con Nosotros Melilla; Alberto Levy por Alcer; Fernando Alemany por Feafes; Cristina Fernández por Afal Alzheimer; María Inmaculada Meana por Autismo Melilla; Yonaida Mohamed por Adimel, y Carlos Yoel Pérez por Aspanies Plena Inclusión.

Por último, la presidenta de Alcer Melilla, Pilar Pérez, presentó el nuevo símbolo de la discapacidad orgánica, una discapacidad que remarcó que, sufren muchas personas aunque no se vean.