www.melillahoy.es

FÚTBOL-2ª DIVISIÓN B

Momento en que Ceberio se prepara para rematar de cabeza y adelantar así en el marcador a la U.D. Melilla
Momento en que Ceberio se prepara para rematar de cabeza y adelantar así en el marcador a la U.D. Melilla (Foto: U.D. Melilla)

1-1. La falta de ambición y el conformismo privan al Melilla de la victoria

jueves 05 de diciembre de 2019, 04:00h
La U.D. Melilla y el Coruxo F.C. empataron a un gol en el encuentro aplazado de la jornada decimosegunda del Grupo I de la Segunda B que no se pudo disputar el pasado día 10 de noviembre por el fuerte viento en la Ciudad Autónoma.
Los melillenses dejaron escapar una gran oportunidad de conseguir la victoria y así alejarse de los puestos peligrosos de la tabla clasificatoria, aunque al menos abandonan la zona de promoción de descenso y se sitúan en la decimotercera posición. Sin embargo, su falta de ambición en el segundo tiempo, con el conformismo mostrado, por intentar mantener la exigua renta de 1-0, le pasó factura ante un rival que gustó bastante por su buen trato del balón, y una jornada más volvió a regalar en defensa en los últimos minutos, con un penalti innecesario de Ceberio sobre el atacante Añón que significó el tanto del empate del equipo gallego.
El Melilla completó un buen primer tiempo y fruto de su mejor juego logró adelantarse en el marcador, mientras que en la segunda parte el Coruxo fue mejor y también logró batir la meta rival para nivelar la contienda.

Ceberio marca el 1-0 para el Melilla en el minuto 10
La primera mitad fue bastante competida, aunque la iniciativa en el juego correspondió en mayor parte a los locales ante un Coruxo F.C. muy bien plantados en el inicio del encuentro e incluso dispuso de la primera ocasión del partido, en el minuto diez, en una acción a balón parado, concretamente tras un saque de esquina, que Añón remató de potente chut, desde la frontal, pero el cuero salió fuera, rozando el palo derecho.
Por su parte, el conjunto melillense acertó de pleno en la siguiente acción, un minuto después, como consecuencia de un centro por la banda derecha, de David Ramos, que Ceberio remató, de cabeza, al fondo de las mallas.
Con el 1-0, el Melilla se sintió cómoda sobre el terreno de juego y encontró espacios por la banda derecha, aunque la defensa del Coruxo se mostró muy segura.
Sin embargo, el conjunto gallego fue bastante peligroso con su buen trato de balón y dispuso de dos buenas oportunidades para igualar el encuentro, ya que en el 18’, un centro desde la derecha de un compañero fue rematado por Sylla, a bocajarro, fuera de puerta, y en el 25’, el propio Sylla dispuso de otra oportunidad más clara, tras el lanzamiento de una falta botada por De Vicente, pero esta vez Odei salvó el tanto que ya festejaba el equipo de Michel Alonso.
Tras estas dos acciones, el Melilla recuperó el dominio del juego y cargó por las dos bandas su juego, pero las diversas acometidas no encontraban el remate final de sus delanteros, ya que la defensa rival se anticipaba una hay otra vez ante cualquier intento de los unionistas por incrementar su ventaja en el marcador.
Sin embargo, el Coruxo seguía avisando de sus intenciones, pero la defensa melillense también se mostraba segura atrás ante un rival bastante peligroso en ataque, ya que al filo del descanso Añón dispuso de la última ocasión, pero su disparo se marchó fuera, rozando el travesaño.
En el segundo tiempo, el Melilla se mostraba bastante conformista ante un rival que buscó con insistencia la meta rival, a base un buen juego, al primer toque, llevando casi todo el peso del juego. Los melillenses sólo tuvieron más profundidad en los minutos iniciales, sobre todo en una gran acción de Deco, en el 62’, en un pase de Ruano, pero el potente disparo del delantero azulino lo atajó en una gran intervención el meta Alberto, que despejó a córner.
El Coruxo fue acentuando su dominio conforme avanzaban los minutos, metiendo atrás al conjunto que dirige Manolo Herrero, ya en el 64’ pudo empatar el encuentro, en un pase de Mateo sobre Sylla, pero su potente chut lo repelió el larguero.

Añón empata de penalti para el Coruxo en el 83’
Los melillenses seguían sufriendo ante el dominio asfixiante del equipo vigués, que consiguió el merecido premio tras un penalti cometido por Ceberio sobre Añón, al que zancadilleó dentro del área. La máxima pena fue ejecutada por el propio Añón y engañó, de tiro raso cruzado por la derecha, al meta Oleaga.
No hubo tiempo para más y ambos conjuntos sumaron un justo empate, en un partido en el que los locales dejaron escapar una gran oportunidad de alcanzar la zona media de la tabla, debido a su conformismo de intentar poner tierra de por medio, como así se pudo comprobar en los últimos doce minutos, con el cambio del central Michele Diana por el goleador Mawi, paa defender la ajustada ventaja.