www.melillahoy.es
La terminal de pasajeros del aeropuerto de Melilla acogió el acto de su 50 aniversario
Ampliar
La terminal de pasajeros del aeropuerto de Melilla acogió el acto de su 50 aniversario

El aeropuerto de Melilla cumple 50 años con el compromiso de Aena de hacer nuevas inversiones

Entre ellas, la ampliación de la plataforma de estacionamiento de aeronaves con dos plazas más y medidas que permitirán al aeropuerto alcanzar la categoría C, aumentando el abanico de tipo de aeronaves que pueden operar

jueves 05 de diciembre de 2019, 04:00h
Aena anunció ayer que llevará a cabo nuevas inversiones en el aeropuerto de Melilla durante el acto oficial con el que esta instalación pública ha celebrado su 50 aniversario, entre las que avanzó la ampliación de la plataforma de estacionamiento de aeronaves y medidas que permitirán mejorar su categoría. Durante su intervención en este acto, al que asistieron las principales autoridades de Melilla, el director general de Aena, Javier Marín, explicó que este organismo estatal tiene contempladas nuevas inversiones para aumentar la capacidad del aeropuerto de la ciudad autónoma y mantener sus niveles de seguridad y calidad.

El director general de Aena informó de que la ampliación de la plataforma de estacionamiento de aeronaves permitirá que haya dos nuevas posiciones, además de las que ya hay, una inversión que se unirá al aumento de las franjas de seguridad de las pistas, de manera que el aeropuerto de Melilla pasará a estar catalogado como categoría C.
Según apuntó, eso permitirá que el aeropuerto melillense incremente su nivel de certificación y, por lo tanto, también será más amplio el abanico de tipo de aeronaves que pueden operar en dicha instalación, cuyo tráfico de pasajeros ha aumentado este año más de un 25 %, cinco veces más de la media de la red de Aena, que sube un 5 %.
A estas inversiones se unirán la reforma del “lado aire” y de viales interiores, así como la publicación de una nueva carta de aproximación basada en una instalación radioeléctrica, llamada VOR, que “dará más fiabilidad desde el punto de vista operativo, manteniendo los mismos niveles de seguridad a la aproximación al aeropuerto de Melilla”.
Con todas estas actuaciones, Marín afirmó que el aeropuerto de Melilla podrá seguir desarrollándose y cumplir la misión que tiene encomendada, que va más allá del desarrollo económico, ya que en el caso de nuestra ciudad, por su ubicación geográfica, esta instalación también tiene un papel fundamental en la cohesión territorial, lo que la convierte en “un gran ejemplo” de ello.

Agradecimientos y recuerdo
El acto, que se celebró en la terminal de pasajeros, estuvo marcado por los agradecimientos de las autoridades que intervinieron a todas las personas que han trabajado en el aeropuerto a lo largo de este medio siglo, participando en el desarrollo de esta infraestructura.
También hubo un recuerdo para las víctimas de los trágicos accidentes aéreos que ha sufrido Melilla en este tiempo. La delegada del Gobierno, Sabrina Moh, quiso dedicarles unas palabras de cariño y respeto, un gesto que emuló después el presidente de la Ciudad, Eduardo de Castro.

De Castro pide ampliar la pista para que puedan operar aviones con más capacidad “y llegar más lejos”

El presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro, también tomó la palabra en este acto, donde consideró que “hay que apostar más aún” por la mejora del aeropuerto, para lo que consideró que habría que plantearse una ampliación de la pista para que puedan operar aviones con más capacidad “y llegar más lejos”.
De Castro, que avanzó la intención de su Gobierno de “insistir en este tema”, dejó claro que “Melilla lo necesita”, ya que su “situación geopolítica” requiere una comunicación fluida y rápida con la península, y “con nuevas aeronaves a Europa”, dada la “imperiosa necesidad” que tiene Melilla de “tener acceso a nuevos mercados, poder llegar más lejos y que vengan empresas”.
No en vano, recordó que Melilla sufrió en agosto del año pasado el cierre de la aduana comercial y ello se une al progresivo desarme arancelario en Marruecos, lo que da lugar a un escenario económico en la actualidad donde el mercado de Melilla “es muy sensible a las posibilidades que ofrece este aeropuerto”.
De esa manera, además, Melilla podría aumentar sus vuelos y el tráfico aéreo, un objetivo en el que recordó que las administraciones públicas tienen que ayudar para que eso sea posible, máxime cuando el motor económico y el negocio de la ciudad dependen de estas instalaciones.