www.melillahoy.es
Melilla recurriría a esa opción “junto con Ceuta”, que también se ha visto afectada por dicha sentencia
Ampliar
Melilla recurriría a esa opción “junto con Ceuta”, que también se ha visto afectada por dicha sentencia

La Ciudad no descarta la vía de la Disposición Transitoria Quinta para ser comunidad autónoma

De Castro afirmó que esta opción es “el camino que le queda” a la Ciudad Autónoma después de la sentencia del Tribunal Supremo

viernes 06 de diciembre de 2019, 04:07h
El Gobierno de Melilla no descarta recurrir a la vía de la Disposición Transitoria Quinta de la Constitución Española para alcanzar un Estatuto de Autonomía que le equipare al resto de las comunidades autónomas y dejar de ser una Ciudad con Estatuto de Autonomía, como sucede desde marzo de 1995. A preguntas de los periodistas, el presidente de Melilla, Eduardo de Castro, afirmó que esta opción es “el camino que le queda” a la Ciudad Autónoma después de la sentencia del Tribunal Supremo, en la que considera que los miembros del Gobierno de Melilla deben ser electos, al igual que sucede en los ayuntamientos.
De Castro dijo que no descarta “de ninguna manera” recurrir a esa opción “junto con Ceuta”, que también se ha visto afectada por dicha sentencia, aunque reconoció que se trataría de un camino “más largo” para conseguir que ambas ciudades tengan “un estatuto exactamente igual que otra comunidad”.
El presidente melillense responsabilizó a PP y PSOE, “los dos partidos que han gobernado en España”, de los problemas que ha venido sufriendo la Ciudad Autónoma de Melilla desde que en 1995 se gestó su Estatuto de Autonomía, entre ellos el de la sentencia del TS, sobre la que dijo que la respeta, pero no la comparte.
A su juicio, “no es normal que una comunidad no pueda elegir a sus consejeros o viceconsejeros, como ocurre en el resto del Estado español”, ni tampoco es normal que apliquen a Melilla la legislación que se aplica a un ayuntamiento cuando “Melilla no es un ayuntamiento cualquiera” y, de hecho, recordó que la sentencia así lo apunta.
En este sentido, recordó que la sentencia reconoce la capacidad autonómica que tiene Melilla y también que los miembros de su Gobierno son consejeros y viceconsejeros, de ahí que De Castro insistiera en apuntar que “no se entiende” que la sentencia obligue a que sean electos cuando “un consejero no es un concejal”.
Eduardo de Castro defendió su teoría al señalar que en la sentencia hay dos votos particulares, entre ellos el del presidente de la sala, “que está manifiestamente en contra”, al tiempo que consideró “lamentable” que una denuncia por una cuestión laboral que sucedió en Ceuta “termine de esta manera”, cuestionando la autonomía de Melilla.

Incidente de nulidad
De Castro descartó que Melilla vaya a presentar un incidente de nulidad, como ha hecho el Gobierno de Ceuta tras esta sentencia, porque aquella Ciudad Autónoma sí está legitimada para hacerlo al ser una sentencia que le afecta directamente, mientras que a Melilla no de forma directa, pero sí indirecta.
Eso fue lo que llevó a cesar a los miembros no electos “por responsabilidad” y para evitar problemas derivados de posibles recursos de ciudadanos a actos administrativos de miembros no electos del Gobierno en caso de que hubieran seguido formando parte de él.
Aquella decisión, recordó De Castro, se adoptó con base en unos informes técnicos, que también descartaban la viabilidad de presentar un recurso de amparo, habida cuenta que este tipo de recursos es para casos de vulneración de derechos fundamentales, algo que no sucede en este caso.