www.melillahoy.es
El vicario episcopal de Melilla, Eduardo Resa, junto a Ramón de la Cruz
Ampliar
El vicario episcopal de Melilla, Eduardo Resa, junto a Ramón de la Cruz

La Casa Regional de Ceuta en Melilla inaugura su belén artesanal de croché en presencia de directivos y socios

El presidente de la entidad hizo un repaso de las actividades de este 2019 y el vicario episcopal bendijo el nacimiento

domingo 08 de diciembre de 2019, 04:03h
La Casa Regional de Ceuta en Melilla inauguró el viernes su belén oficial en la sede social de la entidad en presencia de directivos y socios. El presidente, Ramón de la Cruz, hizo un repaso de todas las actividades del 2019 y el vicario episcopal de Melilla, Eduardo Resa, fue el encargado de la bendición del belén.
El acto comenzó con la bienvenida del presidente de la Casa Regional de Ceuta en Melilla, Ramón de la Cruz, a todos los asistentes y continuó haciendo un repaso de todo lo que aconteció durante este 2019, destacando, sobre todo, la celebración del XX aniversario, al abanico de actividades que lleva a cabo la entidad, a los premios obtenidos en los diferentes concursos y a los retos conseguidos a nivel entidad en este año.

También, hubo un recuerdo especial para Juan Luis Rives y M. Ángeles Díaz, directivo y socia de nuestra casa, que vuelven a Ceuta después de muchos años en Melilla para incorporarse en su nuevo destino.

Después se procedió a la inauguración del belén de mano del presidente y vicepresidente de la Casa junto al vicario episcopal de Melilla, el reverendo Eduardo Resa, que fue el encargado de la bendición del nacimiento con unas palabras sacadas del mensaje del Papa Francisco I.

Con una sede a reventar de socios se abre el telón del escenario de la sede social pudiéndose mostrar el belén que representará a la Casa en el concurso oficial de Belenes de la Ciudad Autónoma de Melilla en la categoría de entidades culturales.

Señalan que es un nacimiento que “no dejó a nadie indiferente, que sorprendió y que encantó a todos los asistentes”. El belén consta de 15 figuras, 13 animales, 10 de vegetación, 5 puestos y un pozo, todo ha sido confeccionado con goma espuma, papel, loneta, fieltro, tela, lona microperforada, madera, pintura, etc.

La elaboración de las figuras ha sido hecha en croché, una técnica para tejer labores con hilo o lana que utiliza una aguja corta y específica, «aguja de croché» de metal, plástico o madera.

Esta labor, similar al tricotado, consiste en pasar un anillo de hilo por encima de otro, aunque a diferencia de este, se trabaja solamente con uno de los anillos cada vez.

La confección del belén se ha realizado durante seis meses por los asociados de la Casa, pero la elaboración de los personajes ha sido obra de las manos de Carmen María Cantón, creadora de cada una de las figuras.