www.melillahoy.es

BALONCESTO - LEB ORO

Gran actuación de Osvaldas Matulionis
Gran actuación de Osvaldas Matulionis (Foto: LECHE RÍO BREOGÁN)

Remontada estéril (88-84)

Los melillenses fueron capaces de reaccionar tras dos primeros cuartos muy malos y poner contra las cuerdas al Breogán en el tramo final

domingo 08 de diciembre de 2019, 04:00h
Amadou Sidibé (25) y Osvaldas Matulionis (24) fueron los más destacados en el equipo de Alejandro Alcoba, aunque fue el talento del celeste Ahonen el que acabó privando a los melillenses del triunfo en los instantes finales.
El Melilla Baloncesto no pudo romper la maldición de los últimos años en el Pazo dos Deportes y acabó cayendo ante el Leche Río Breogán por 88-84. Los azulones fueron capaces de reponerse de una mala primera parte para, de la mano de Sidibé (25) y de Matulionis (24), empatar el encuentro a falta de tres minutos. El talento de Ahonen en los instantes finales privó a los melillenses del triunfo.
El equipo de Alejandro Alcoba había comenzado adelantándose en el electrónico, gracias a los dos tiros libres anotados por Sidibé. Los celestes contestaban a través de dos ex jugadores del decano, Massine Fall y Salva Arco, quienes conseguían darle la vuelta al luminoso y otorgaban las primeras rentas a los suyos (13-8).
Andris Misters asumía el papel anotador en los visitantes y seis puntos consecutivos del letón acercaban a su equipo a un solo punto (15-14), a 3’50” para el término del primer acto. El temido acierto exterior breoganista apareció en este tramo final de cuarto, lo que disparó a los gallegos hasta los trece puntos de ventaja (29-16), tras los primeros diez minutos de encuentro.
Con Agada como principal referencia ofensiva de los hombres de Alejandro Alcoba, el Melilla Baloncesto conseguía bajar la diferencia por debajo de los diez puntos (34-25), con tres minutos consumidos del segundo asalto. Diego Epifanio reaccionó rápidamente solicitando un tiempo muerto, un parón que le dio sus frutos al Leche Río Breogán, ya que firmaba sus mejores minutos.
La intensidad defensiva, unido el dominio de Olah por dentro y los puntos de Salva Arco lanzaban a los lucenses (45-29). A base de triples el decano lograba mantenerse a flote, pero no rebajaba la diferencia al descanso (56-40).
El equipo azulón pareció resetearse tras el paso por los vestuarios. Así, con mucha más intensidad y agresividad defensiva, los de la ciudad autónoma comenzaban a recortar las distancias, con un excelso Amadou Sidibé que sacaba su repertorio para anotar desde diferentes posiciones y situaciones de juego.
De igual modo, Matulionis se sumaba al marfileño para, con cuatro puntos seguidos, colocar al decano a tres puntos (66-63), a poco más de un minuto para el final del tercer periodo que acabaría con un Breogán con seis puntos de ventaja (69-63).
Sidibé seguía a lo suyo en el inicio del último cuarto. Llegaron minutos de nervios e imprecisiones por parte de ambos conjuntos que se rompió con dos triples consecutivos de Matulionis, que empataba el encuentro a 75 puntos, con 3’15” por jugarse. Solo necesito uno Ahonen para tirar de talento y poner de nuevo a los suyos con diez de ventaja (85-75), a dos minutos para la conclusión. El Melilla Baloncesto lo intentó hasta el final, pero se quedó con la miel en los labios y perdía definitivamente por 88-84.