www.melillahoy.es
Los hechos ocurrieron en la calle Conde de Alcaudete
Los hechos ocurrieron en la calle Conde de Alcaudete

Roban varios objetos de un bar con la técnica del butrón: les piden un año y diez meses de cárcel

Uno de los agentes contó que cuando se personaron en el local pillaron a dos individuos escondidos en la cámara frigorífica

martes 10 de diciembre de 2019, 04:06h
El Ministerio Fiscal solicita una pena de un año y diez meses de cárcel además del pago de la responsabilidad civil de 5.260 euros a dos individuos por un delito de robo con violencia por sustraer varios objetos de valor de un bar de Melilla con la técnica del butrón en un solar que estaba abandonado justo al lado del local.
Los dos acusados no acudieron a la vista oral, pero se pudo celebrar en su ausencia.

Uno de los testigos, hijo del propietario del bar, señaló que acudió al juicio pidiendo una indemnización por su padre ya que le avisaron de que el pasado 19 de enero unos agentes de la Policía encontraron a varias personas no identificadas dentro del establecimiento.

Contó que el bar no estaba en funcionamiento, sino que se encontraba cerrado, pero que no se podía entrar sino se tenía llave del local. Además, el testigo indicó que le explicaron que los individuos habían entrado por la técnica del butrón a través del solar de al lado, llegando a entrar dentro del establecimiento causándole daños.
“La Policía me avisa por un robo el 24 de enero porque vieron que habían forzado la puerta de fuera, y cuando entraron vieron que estaba todo revuelto, pero el bar estaba cerrado al público”, dijo.

Otro de los testigos aseguró que el 24 de enero se personó en el establecimiento y vio que el almacén estaba forzado y llamó a la Policía. Apuntó que se quedó pensando si volver a abrir el bar, y que pasaba por allí todos los días pero no se fijó.
“Los que habían robado las cosas del local habían sido las personas que estaban dentro”, sostuvo.

Asimismo, dejó claro que se habían llevado objetos de valor como televisiones y otras cosas que también fueron sustraídas.
“La puerta estaba forzada y el cierre conecta con el patio, que es donde hicieron el butrón, que les sirvió para quitar una de las rejas de la pared y entrar dentro del bar”, expuso.

Otro de los testigos y copropietario, aclaró que el bar estaba cerrado y que no vio nada.

Uno de los agentes, señaló que, fueron al bar porque les avisaron y la puerta estaba cerrada y forzada. Entraron y sacaron a dos personas.

Otro de los policias locales resaltó que recibieron una llamada porque habían forzado la puerta del bar, estaba “todo revuelto” y vieron que faltaban televisores. También, descubrieron a dos personas escondidas en la cámara frigorífica.

La fiscal pide una pena de un año y diez meses para ambos acusados por un delito de robo con violencia, además de una responsabilidad civil de 5.260 euros y una multa de 416 euros por los daños causados.

La defensa, por su parte, pidió la absolución de sus defendidos porque “contaron en el atestado que entraron en el local para dormir y que ellos no forzaron nada sino que cuando entraron, vieron que todo estaba revuelto y no sabían nada de que hubo un robo”.