www.melillahoy.es

Han interpuesto dos recursos Contenciosos Administrativos con medidas cautelares en defensa al derecho de educación

José Luis Rodríguez, miembro de la Asociación de Abogados Extranjeristas de España
José Luis Rodríguez, miembro de la Asociación de Abogados Extranjeristas de España

La Asociación de Abogados Extranjeristas lleva a la Comisión Europea los casos de niños de Melilla que están sin escolarizar

lunes 16 de diciembre de 2019, 04:00h
José Luis Rodríguez, miembro de la Asociación de Abogados Extranjeristas de España, explicó a este Diario que han llevado a la Comisión Europea la no escolarización de los hijos de extranjeros residentes en Melilla de larga duración. Apuntó que esperan que sea favorable porque Bruselas es el competente ya que afecta al derecho comunitario. También, adelantó que han interpuesto dos recursos Contenciosos Administrativos en Melilla con medidas cautelares en defensa al derecho de educación.
El miembro de la Asociación de Abogados Extranjeristas, José Luis Rodríguez, indicó que la Comisión Europea ha admitido una queja en Bruselas, ya que es competencia de la Unión Europea, por la no escolarización de los hijos de extranjeros residentes de larga duración en Melilla.

Sobre si cree que puede ser favorable, respondió que sí debido a que Bruselas es competente cuando afecta al derecho comunitario, y los residentes de larga duración están amparados bajo ese derecho, los residentes temporales no. “Lo que no sé es el tiempo que tardará en resolverse”, dijo.

Además, comentó que interpusieron dos recursos Contenciosos Administrativos en Melilla, en uno de ellos se están tramitando las medidas cautelares, y aunque la Asociación solicitó que fuese por la vía de urgencia, el juez ha considerado que no hay razones de urgencia. En este punto, el letrado expuso que el Juzgado le ha dado traslado a la Ciudad Autónoma para que alegue sobre la petición de la medida cautelar.

Rodríguez no entiende por qué escolarizar un menor es urgente, pero la no vía de urgencia permitiría que, en el caso de que fuese afirmativa, los menores pueden estar escolarizados en el comienzo del segundo trimestre.

En el otro recurso, aclaró que están pendiente de admisión porque la letrada de la Administración de Justicia ha pedido la firma del padre de la menor, pero está ausente, por lo que, han mandado al juez la documentación que acredita que es un padre ausente “porque hay una sentencia judicial en Melilla y tras esa información, esperamos que el juez considere suficiente la firma de la madre”.

Los abogados pensaban que las medidas cautelares interpuestas iban a poder resolverse por la vía de urgencia, pero el magistrado les dijo que el curso había empezado en septiembre y la demanda se interpuso a finales de octubre debido a que antes tuvieron que poner el requerimiento con un plazo de un mes.
“Esto continúa, el resto de familias está presentando la documentación por la vía administrativa”, sostuvo.

El letrado aseguró que volverán a Melilla porque tienen el juicio en marzo del año 2020.

“Melilla sería la escuela del Norte de África”
La Asociación de Abogados Extranjeristas de España tuvo una reunión hace tres semanas en Madrid con el Ministerio de Educación, concretamente con la dirección que lleva Ceuta y Melilla, donde les dijeron que se trataba de una “situación especial” porque los niños deben de demostrar viven en Melilla.

Rodríguez comentó que les explicaron que solo han cogido casos de chicos que vivían en Melilla, en torno a unas 77 familias, y les pidieron un listado con la acreditación. La Asociación ya ha enviado al Ministerio un primer listado con 17 niños que acreditan que viven en Melilla, pero aún no les han contestado. “Esta semana les volveremos a escribir de nuevo, queremos mandarle la máxima documentación”, apostilló.

En Madrid, señaló que el argumento es que deben de ser “cuidadosos porque si no Melilla se convierte en la escuela del Norte de África”. Aunque, les indicaron que la Administración puede comprobar que estas familias viven en Melilla mandando los servicios sociales para verificarlo.
“Eran consciente de que alguna situación se podía pasar, escolarizar a alguno que viva en Marruecos, pero lo que me preocupa son los que viven en Melilla y no pueden escolarizarse”, afirmó.