www.melillahoy.es

El Museo Militar exhibe la mano de plata del comandante Antonio Ripoll Sauvalle

Foto de familia autoridades militares asistentes al evento y en el centro, la prótesis
Foto de familia autoridades militares asistentes al evento y en el centro, la prótesis

El militar sufrió esta pérdida el día de la rendición de Manila en 1898

viernes 13 de diciembre de 2019, 04:05h
La Biblioteca Militar de Melilla fue escenario ayer de la presentación de la prótesis de aluminio de la mano izquierda del comandante Antonio Ripoll Sauvalle”. El acto fue presidido por el general director del Instituto de Historia y Cultura Militar, Enrique Bohigas Jayme acompañado por el comandante general, De los Santos Granados, autoridades militares y personal del Centro de Historia y Cultura Militar de Melilla.

La entrada de la presentación corrió a cargo del coronel José Felix Moreno Belmonte, que realizó un recorrido por la historia militar del comandante Ripoll Sauvalle, destacando que “más de un siglo después de la muerte del capitán Caballero Laureado Antonio Ripoll Sauvalle, héroe de la campaña de filipinas y de Melilla, la prótesis regresa a Melilla como fondo temporal del Museo Militar”.

Historia
El capitán Ripoll perdió la mano el día de la rendición de Manila en 1898 al enfrentarse, con sus 30 hombres, a todo un regimiento Norteamericano con más de 500 efectivos. Por esta acción y otras anteriores en la campaña de Filipinas fue promovido al empleo de Capitán con tan solo 18 años.

Pudiendo permanecer en el Cuerpo de Mutilados solicitó y obtuvo, por Gracia Real, la permanencia en el servicio activo, incorporándose a Melilla en julio de 1909 encuadrado en el Batallón de Cazadores de Figueras nº 6 de guarnición en Madrid.

El 30 de septiembre de 1909, cayó heroicamente al mando de su compañía protegiendo el repliegue de la columna del General Tovar en el Zoco El Jenis de Beni Bu-Ifrur. Su cuerpo no pudo ser rescatado hasta noviembre de ese año viendo que le habían sustraído la prótesis de la mano, probablemente creyendo que era de plata. La mano fue devuelta por el Caid de Beni Urriagel y fue donada al Museo de Infantería de Toledo.

Por esta acción se le concede la Cruz Laureada de San Fernando y es ascendido a comandante a título póstumo. En la actualidad su cuerpo descansa en el nicho uno, fila uno, del panteón de Héroes del Cementerio de la Purísima de Melilla”

Museos
A continuación tomó la palabra el general director del Instituto de Historia y Cultura Militar (IHCM), Bohigas Jayme, que hizo referencia, aparte de la historia del Comandante Ripoll, al buen trabajo que vienen desempeñando tanto en el Instituto de Historia y Cultura Militar como el Centro Historia y Cultura Militar de Melilla.

El general director del IHCM, que vino acompañado por los generales subdirectores de Patrimonio Histórico y Estudios Históricos, hizo hincapié en el protagonismo local que deben adquirir los museos regionales con su propia historia motivo por el que este importante fondo regresaba a Melilla donde se encuentran los restos del comandante Ripoll.

Acto seguido, el general Bohigas junto al comandante general, De los Santos Granados, fueron los encargados de descubrir la vitrina donde se expone la “mano de plata del comandante Ripoll”. Una vez descubierta la vitrina, se realizó un recorrido por los distintos paneles informativos que mostraban mediante gráficos la historia del comandante Ripoll y se presentó a los asistentes el original del proyecto de un comic sobre la vida del citado militar, realizado por el coronel Cámara Artigas, que pronto será publicado. La exposición de la “Mano de Plata” podrá verse en la Biblioteca Militar en horario de lunes a viernes: de 09:00 a 14:00 horas.