www.melillahoy.es
El vicepresidente de CSIF Educación, Sergio Ramírez
El vicepresidente de CSIF Educación, Sergio Ramírez

CSIF exige a Sánchez la subida salarial pactada para los empleados públicos a partir de enero de 2020

El sindicato pide que la Dirección Provincial cubra las bajas de Infantil y Primaria en el colegio Juan Caro porque en una de las clases llevan hasta 40 días sin tutora

domingo 15 de diciembre de 2019, 04:00h
El vicepresidente de CSIF Educación, Sergio Ramírez, exige al Gobierno en funciones, y en concreto a Pedro Sánchez, que cumpla y garantice la subida salarial pactada de un 2% para los más de dos millones y medio de empleados públicos a partir del 1 de enero del 2020. El sindicato pide que la Dirección Provincial cubra las bajas de Infantil y Primaria del colegio Juan Caro porque llevan hasta 40 días sin tutora.
El vicepresidente de CSIF apunta que esta subida salarial del 2% afectaría en Melilla a 10.000 empleados públicos, de ellos 1.500 del sector educativo, ya que después de haber perdido un 20% de poder adquisitivo durante los años de la crisis, ese dinero vendría “muy bien” a la ciudad.

El pasado mes de octubre, Pedro Sánchez mandó una carta a CSIF en la que condicionaba la subida salarial a que el Ejecutivo esté en funciones. Sergio Ramírez aseguró que el sindicato valora el gesto, pero advierten de que no van a tolerar que se retrase una subida salarial que está firmada y pautada desde el año pasado.

En este sentido, reclaman que, aunque el Gobierno esté en funciones se hagan la subida por la vía de Real Decreto ya que “está facultado parta dictar dicha norma, como, por ejemplo, con los parámetros retributivos de la eléctrica”.

Ramírez dejó claro que no van a tolerar que los trabajadores paguen “el apto ni que nuestras condiciones laborales se vena perjudicadas por la falta de un acuerdo para formar un gobierno estable”.

También, pidió que se cubran las bajas de Melilla como la del Juan Caro de Infantil que lleva 35 días sin cubrirse, y otra de Primaria casi 40 días sin cubrir. El vicepresidente de CSIF se pregunta cómo la ciudad va a obtener buenos resultados en el informe PISA y si ésta es la calidad que quiere Juan Ángel Berbel.

El sindicato exige que todas las bajas se cubran desde el principio, tardando un día o dos como máximo, porque “son el futuro de la ciudad, y menos que tarden 35 o 40 días”.