www.melillahoy.es

Bussian confía que el SEPES inicie en 2021 la construcción de 106 viviendas de protección oficial en Gabriel de Morales

El consejero Bussian y la viceconsejera Sel-Lam
El consejero Bussian y la viceconsejera Sel-Lam (Foto: Melilla Hoy)

Afirma el consejero que se quiere negociar con el nuevo Gobierno central un nuevo convenio marco de viviendas

jueves 19 de diciembre de 2019, 04:00h
El consejero de Infraestructuras, Urbanismo y Deporte, Rachid Bussian, confía que el SEPES pueda iniciar en 2021 la construcción en Gabriel de Morales, junto al nuevo centro escolar, una promoción de 106 viviendas de protección oficial que será el primer paso del proyecto que baraja el Gobierno melillense de que se puedan construir, en base a un nuevo acuerdo marco con el Estado, 400 nuevas viviendas en la ciudad en la presente legislatura.
“La rapidez con la que hemos firmado esta semana en Madrid el convenio con el Instituto de la Vivienda adscrito al Ministerio de Defensa (Invied), viene a demostrar el interés del Gobierno de la Ciudad en dar soluciones a la falta de viviendas que hay en Melilla”, aseguró el consejero en rueda de prensa.

Indicó que el Gobierno local pretende dar a la Viceconsejería de la Vivienda que ocupa Yonaida Sel-lam un papel preponderante y “no testimonial” como asegura ocurría con el Gobierno del PP, y que aportar soluciones a la falta de viviendas en la ciudad será una prioridad, indicó, para este Gobierno.

Convenio
El convenio suscrito entre este estamento y la Ciudad, permite que en los terrenos de Gabriel de Morales el Ministerio de Educación pueda construir el anunciado centro escolar, y que además se construyan por parte del SEPES (Sociedad Pública del Suelo), a partir de 2021 un total de 106 vivienda de protección oficial en dos fases de 77 y 26 viviendas, respectivamente.

Explicó que las 106 viviendas se hará con cargo el remanente de 22 millones de euros del acuerdo marco aún en vigor, y dice no entender cómo el Gobierno del PP no utilizó estos fondos que corresponden a la mitad del presupuesto recogido en el plan suscrito en 2015. Por el contrario, el Ejecutivo actual, “en meses, hemos dado una vuelta de tuerca al convenio “, que recoge que 15.000 metros cuadrados del solar de Gabriel de Morales se destinará al nuevo colegio y los once mil metros cuadrados restantes, a esta promoción de viviendas. Confía que el proyecto para esta promoción de viviendas pueda estar listo para finales de 2020. El SEPES se encargará de fiscalizar este proyecto “de manera recelosa porque quieren que el acabado sea el mejor posible y por eso se alargará en el tiempo” su redacción.

A cambio de estos acuerdos suscritos en Madrid esta semana, la Ciudad Autónoma se encargará de desarrollar urbanísticamente toda la zona de Gabriel de Morales que abarca las calles Ibáñez Marín, parte del barrio del Príncipe, Cuesta de la Viña y adyacentes. El coste de la urbanización será de más de dos millones de euros.

Futuro
El consejero reseñó que la firma del convenio con el Invied establece las bases para nuevas vías de colaboración con el Ministerio de Defensa y para un nuevo acuerdo marco con la empresa estatal de la vivienda y suelo (SEPES) que supere los 45 millones del acuerdo en vigor. Indicó que el objetivo del Gobierno de la Ciudad es poder construir 400 viviendas en esta legislatura o dejarlo todo encaminado, de ahí que anuncie que cuando se constituya el nuevo Ejecutivo central, se iniciarán los contactos de cara a firmar el nuevo acuerdo de vivienda que permita hacer realidad estas ideas.

En este sentido recordó que la Ciudad cuenta con solares, como el 85% del antiguo cuartel de Santiago, para llevar a cabo nuevas promociones. Pero afirmó que en vez llevar a cabo “el proyecto inviable” del PP de construir 350 viviendas sociales en este lugar y crear “un gueto”, ellos apuestan por levantar una promoción de VPO, con parques y zonas deportivas y dejar el resto a la promoción privada.

Urbanismo contará con 26 millones de presupuesto
Por otra parte, el consejero Bussian adelantó que Infraestructuras, Urbanismo y Deporte contará este año con 26 millones de presupuestos. La cuantía “puede sufrir variaciones, pero es una cantidad similar al ejercicio anterior”. Indica que hay partidas que no pueden desaparecer, como la de alumbrado, reparaciones de calzadas o ayudas al arrendamiento. El único cambio es que desaparecen las subvenciones nominativas y que a cambio se concederán ayudas en concurrencia competitiva para la rehabilitación de edificios de interés público, como templos religiosos. De esta forma “no se discrimina a nadie y cualquier proyecto que presente un templo, sea cual sea, se podrá acoger a esta ayuda a la rehabilitación”, dijo.

La única subvención nominativa que se mantiene es la destinada a concluir con el proyecto para dotar de ascensores a la urbanización del Peñón de Vélez. Como novedad sí se concederá una ayuda a la parroquia Castrense porque en 2021 celebra su centenario y buscan recuperar la balconada original.