www.melillahoy.es

El cementerio musulmán se amplía con 1.200 sepulturas y una zona de aparcamientos

La ténico explica los trabajos realizados
La ténico explica los trabajos realizados

Medio Ambiente ha iniciado los estudios para realizar una segunda fase y ampliar el camposanto adquiriendo terreno colindante

viernes 20 de diciembre de 2019, 04:05h
ElAyer se inauguró la reforma realizada en el camposanto musulmán al que se ha dotado de 1.200 nuevos sepulcros, un edificio de oficinas y una zona de aparcamientos con capacidad para 43 coches. Pero se anuncia desde la Ciudad que el cementerio se ha quedado pequeño y se hace necesario una ampliación física, por lo que el consejero Hassan Mohatar anuncia que se han iniciado contactos con los propietarios de terrenos circundantes de cara a adquirirlos para esta mejora.
Acompañado por el consejero de Medio Ambiente, Hassan Mohatar y responsables del camposanto, el presidente De Castro descubrió la placa conmemorativa de la finalización del proyecto de mejora y ampliación al que se ha sometido el cementerio musulmán.

Afirmó que “es grato que unas instalaciones obsoletas se renueven” y calificó de “interesante” el proyecto ejecutado y que ha permitido construir un total de 1.200 nuevas sepulturas, al tiempo que se ha habilitado un edificio de oficinas y servicios para los trabajos y una zona de aparcamientos en el exterior con capacidad para 43 vehículos. Calificó de “gratificante” inaugurar obras de este calibre porque responden a demandas de la sociedad.

Por su parte el consejero Hassan Mohatar, afirmó que desde Medio Ambiente se ha estado “muy encima” de la obra, que se adjudicó hace tres años a una empresa por 488.000 euros y un plazo de ejecución de siete meses, pero no logró llevar a cabo el encargo por quiebra. Esto obligó a tener que hacer una nueva adjudicación, en esta ocasión a Jarquil que sí ha cumplido con el plazo de siete meses para hacer realidad la actuación.

Segunda fase
Afirma el consejero que era necesario que el camposanto pudiera disponer de esas 1.200 nuevas sepulturas porque actualmente apenas si quedan 480 disponibles. No obstante, se hace necesario llevar a cabo una ampliación del cementerio y anuncia que ya se han iniciado los estudios. Reconoció que existe un proyecto en este sentido que también se utilizará en estos trabajos de planificación. La intención es llevar a cabo una segunda fase que incluya la ampliación de la zona de comedor, la sala de rezos de la zona note y cambiar el minarete de la mezquita el recinto que necesita de un “cambio integral”.

Ampliación
La Consejería podrá concretar qué incluir en este proyecto de ampliación aún por pergeñar porque dependerá también del dinero con el que cuente Medio Ambiente en los presupuestos del próximo año. Lo que queda claro es que los trabajos de ampliación y mejora hay que llevarlos a cabo. “Sí quiero que al menos en 2020 podamos contar con una partida inicial para comenzar las obras, y que cuanto antes podamos solucionar lo del minarete, el comedor atiende a personas sin recursos y la zona de rezos que los viernes recibe a unas dos mil personas, por lo que hablamos de levantar un nuevo edificio”, indicó.

En cuanto a la ampliación física del recinto, explicó que cuentan con dos posibilidades: recurrir al espacio situado junto a la carretera de circunvalación o la parte posterior, que son terrenos privados, que obliga a negociar con sus propietarios. Dijo que ya ha habido contactos y que en principio la propuesta económica no convence a la Ciudad pero “hay buena voluntad por ambas partes y se buscará un precio adecuado”.