www.melillahoy.es
Captura del video grabado por un viandante del salto
Ampliar
Captura del video grabado por un viandante del salto

Tres jóvenes magrebíes saltan la valla del Dique Sur y once son rechazados por la Guardia Civil

Si se constata que son menores, tendrían que ser acogidos en la ciudad, lo que abriría una nueva vía de entrada de MENA

lunes 23 de diciembre de 2019, 04:05h
Un grupo de unos 14 jóvenes de origen magrebí ha intentado saltar la valla que separa los puertos de Beni-Enzar (Marruecos) y Melilla y tres de ellos han logrado penetrar en territorio nacional mientras que los once restantes han sido rechazados por la Guardia Civil.
Según ha informado un portavoz de la Delegación del Gobierno, los hechos han ocurrido "sobre las 08,00 horas de este domingo cuando un grupo de unos 14 jóvenes magrebíes ha intentado acceder a Melilla por el Dique Sur", la parte de la ciudad autónoma más próxima al puerto de Beni-Enzar, a unos 300 metros de distancia. El portavoz gubernamental ha explicado que "tres lo han conseguido" mientras "la rápida actuación de las patrullas de la Guardia Civil ha impedido el acceso del resto".

Si se constata que son menores, tendrían que ser acogidos en la ciudad, lo que abriría una nueva vía de entrada de menores extranjeros no acompañados (MENA).

La última ocasión en la que una persona logró saltar la valla que separa Melilla de Marruecos fue el pasado 29 de octubre, cuando joven de origen subsahariano consiguió de este modo acceder de forma irregular a Melilla, a plena luz del día. En cambio, dadas las dificultades que entraña esta forma de entrada debido a la intensa vigilancia de la alambrada, a uno y otro lado por fuerzas españolas y marroquíes, las islas y peñones de soberanía española en el Norte de África han sido las vías de acceso escogidas por los migrantes. La última este viernes con la llegada de 25 personas a las Islas Chafarinas, entre ellos una mujer fallecida y una embarazada, que fueron evacuadas en helicóptero hasta Melilla mientras los 23 restantes fueron llevados al puerto melillense por una embarcación de Salvamento Marítimo, para su acogida en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) mientras se resuelven sus expedientes en aplicación de la Ley de Extranjería.