www.melillahoy.es
La piscina municipal, tras las obras acometidas en los últimos meses
La piscina municipal, tras las obras acometidas en los últimos meses

La Ciudad mejorará la accesibilidad de la piscina municipal con 490.000 euros

martes 24 de diciembre de 2019, 04:00h
La Ciudad Autónoma mejorará la accesibilidad de la piscina municipal con una inversión de 490.000 euros de la Consejería de Infraestructuras, Urbanismo y Deporte, que atenderá así una petición de algunas entidades sociales de la ciudad que hacen uso de estas instalaciones deportivas.

Según explicó el consejero del área, Rachid Bussian, Aspanies había demandado que la piscina no solo fuera destinada a un uso competitivo, sino también terapéutico, lo que requiere de un acceso “lo más digno posible”. Por ello, se van a acometer diversas actuaciones con esa anunciada inversión, entre ellas la instalación de nuevos ascensores y baños adaptados para personas que sufren movilidad reducida.
Bussian hizo pública esta inversión durante una comparecencia, en la que recordó que su consejería ha dado un mes de plazo a la empresa Cobra Instalaciones y Servicios para que subsane las deficiencias que se han detectado en las obras de se han llevado a cabo en la piscina municipal en los últimos meses, enfocadas, entre otros objetivos, a la mejora de su eficiencia energética.
Sin embargo, lamentó que hay duchas que presentan problemas de accesibilidad y el agua sale fría, sobre todo por la tarde, que es cuando hay un mayor número de usuarios. Por ello, Bussian cree que “hay que hacer autocrítica y ver realmente dónde está el problema”, máxime cuando es una instalación muy demandada por los melillenses donde se han destinado 1,3 millones de euros de fondos europeos.
“Europa te tasa de una manera muy recelosa este tipo de instalaciones y cómo se ejecutan, en este caso la Administración local tiene que ser consecuente y por eso va a exigir responsabilidades a la empresa”, señaló el consejero, que está a la espera de que la empresa ponga sobre la mesa las soluciones previstas o, de lo contrario, advirtió de que al Gobierno local “no le va a temblar el pulso para ejecutar el aval y que sea la propia Administración la que corrija esa deficiencias”.