www.melillahoy.es
Los hechos ocurrieron en la frontera de Farhana
Los hechos ocurrieron en la frontera de Farhana

Fiscalía solicita dos años de cárcel a un hombre por agredir a un taxista al finalizar el servicio

La víctima contó que el acusado iba bebiendo cerveza y al llegar a Farhana, le dio dos puñetazos quitándole un diente y una funda

jueves 26 de diciembre de 2019, 04:00h
El acusado no compareció en la vista oral, pero pudo celebrarse en su ausencia. Los hechos ocurrieron el 16 de agosto de 2016, cuando un taxista recogió a dos individuos para llevarles al puesto fronterizo de Farhana. Fiscalía señala que durante el trayecto, iban peleándose entre ellos y bebiendo cerveza. Al finalizar el servicio, le dio dos puñetazos quitándole un diente y una funda. El taxista pudo retener al agresor mientras llegaba la Guardia Civil que le detuvo por un delito de lesiones.

La víctima, contó en el juicio que llevó a dos hombres a las 4:30 horas de la madrugada el día 16 de agosto de 2016. En el trayecto, comentó que estaban bebiendo cerveza con una bolsa, se estaban pegando entre ellos y llamó a la Policía. Cuando se produjo esa llamada, sostuvo que, el acusado le dio dos puñetazos: uno en el ojo y otro en la boca. También, aseguró que no le conocía de nada, y tuvo que retenerle hasta que aparecieron dos agentes de la Guardia Civil.

El denunciante reclama por las lesiones ya que le quitó un diente y una funda de la boca.

Uno de los agentes de la Guardia Civil que participó en los hechos, explicó que, el 16 de agosto de 2016 le llamaron porque un taxista había sido agredido. Cuando llegaron, afirmó que estaba en el suelo retenido por el agredido.

Asimismo, para corroborar la información indicó que comprobaron las cámaras de seguridad del puesto fronterizo de Farhana, pero “no quedó ninguna duda de que fuese él el autor de los hechos”.

Fiscalía pide una condena de dos años de cárcel ya que “han quedado probados los hechos, sin ningún género de dudas, que le agredió y le causó las lesiones”. Además, sostuvo que los agentes llegan al puesto fronterizo y ven en la sala de vigilancia cómo se produce la agresión.

La defensa por su parte, solicitó una sentencia absolutoria y recordó que los hechos ocurrieron en el año 2016.