www.melillahoy.es

El hermano mayor, Juan Eladio Cerrato, hace un balance de las actividades que han realizado este año 2019 como la peregrinación a la Aldea

El equipo de la cocina de la Hermandad del Rocío y la Cofradía Castrense preparando roscos, pestiños y borrachuelos artesanales
El equipo de la cocina de la Hermandad del Rocío y la Cofradía Castrense preparando roscos, pestiños y borrachuelos artesanales

El sabor de la Navidad en forma de roscos y borrachuelos gracias a la Hermandad del Rocío y la Castrense

jueves 26 de diciembre de 2019, 04:00h
La Hermandad del Rocío y la Cofradía Castrense de Nuestro Padre Jesús Humillado y María Santísima de la Piedad han vuelto a unirse un año más, para realizar artesanalmente roscos y borrachuelos con el sabor de la Navidad. Tanto es así, que se forman largas colas en la sede de Melilla La Vieja y se tienen que llevar estos dulces recién salidos de la cocina. El hermano mayor de la Hermandad del Rocío también hizo un balance de las actividades que han realizado este año 2019 como la peregrinación a la Aldea, entre otras cosas.
Juan Eladio Cerrato, hermano mayor de la Hermandad del Rocío
Juan Eladio Cerrato, hermano mayor de la Hermandad del Rocío
Juan Eladio Cerrato Dorador, hermano mayor de la Hermandad del Rocío, más conocido como 'Yayo' explicó a este Diario que la venta de roscos y borrachuelos está yendo muy bien por la gran cantidad de público, ya que no pueden atender a todos a la vez y se llevan los dulces recién salidos de la cocina.

Sobre cuál es el éxito de estos productos, respondió que, están hechos con “mucho cariño”, de forma artesanal porque la gente ve cómo se realizan. Además, de que están hechos con materia prima de muy “buena calidad” porque el público lo aprecia y esperan para poder degustarlos.

Esta iniciativa surge con la proposición del hermano mayor de la Cofradía Castrense hace dos años para colaborar con las actividades de Navidad y, con el poco beneficio que se recauda se reparte entre las dos para labores sociales.

Yayo contó que fundamentalmente participan la gente del coro, de la Junta de Gobierno de ambas entidades y los que animan con las canciones navideñas al público que les visitan, con eso se realizan todas las labores desde la realización de los productos, el empaquetado y la venta al público.

Resaltó que el coro de la Hermandad del Rocío está teniendo muchas actividades estas Navidades, actuaron en la inauguración del Belén oficial, en el concierto de villancicos, residencia de mayores, o colaborando en la chocolatada de la Cofradía del Flagelado.

Respeto al belén de su sede en Melilla La Vieja, contó que, bajo la batuta de Andrés Catalá, hermano mayor la Cofradía del Humillado, se ha realizado con “mucha ilusión” y no para de entrar gente lo que les anima a mejorarlo para el año que viene.

El hermano mayor señaló que este 2019 ha sido “muy generoso” con la Hermandad, ya que tuvieron la peregrinación a la Aldea siendo “un éxito”, tanto en la realización del camino del Rocío como en la misa anual en noviembre. Adelantó que incluso se ha quedado gente sin poder hacerlas por el límite de plazas que disponemos.

También, terminarán este año con una misa de acción de gracias junto con la Cofradía del Humillado. Yayo anunció que ya no quedan plazas para la próxima peregrinación en el mes de mayo a la Aldea del Rocío.

En cuanto a las actividades para este 2020, detalló que, la apertura del ambigú con la época estival, sobre todo, con el Mercado Medieval. El hermano mayor desea a los melillenses que tengan un buen año, con trabajo para todos, salud, mucha felicidad “y que la Virgen del Rocío nos proteja”.