www.melillahoy.es
Vivas: “Lo haremos llegar al Gobierno, a los grupos políticos, al Defensor del Pueblo y a donde haga falta”
Ampliar
Vivas: “Lo haremos llegar al Gobierno, a los grupos políticos, al Defensor del Pueblo y a donde haga falta”

Ceuta quiere preparar un informe junto a Melilla para exigir al Estado una solución a los MENA

Con este documento, Ceuta, que tiene menos de la mitad de menores extranjeros no acompañados acogidos que Melilla, quiere lanzar “una llamada de socorro” al Estado para que intervenga de manera urgente

lunes 30 de diciembre de 2019, 04:02h
El Gobierno de Ceuta está preparando un informe sobre la emergencia que vive aquella ciudad ante el aumento de Menores Extranjeros No Acompañados (MENA) para someterlo al grupo de trabajo creado bajo el paraguas de la Asamblea. Un documento con el que se quiere lanzar “una llamada de socorro” al Estado para que intervenga de manera urgente. El presidente de la Ciudad Autónoma de Ceuta, Juan Vivas, ha avanzado que la idea es recorrer este camino reivindicativo junto a Melilla.
Según explica Vivas en una entrevista concedida a El Pueblo de Ceuta, aquella Ciudad Autónoma está completamente desbordada y ya no hay más margen para seguir acogiendo menores. Vivas advierte de que Ceuta se enfrenta “a un problema gravísimo” con los MENA del que él ya venía alertando desde la anterior legislatura.
“Ahora mismo hay 420 menores en el centro, ya no cabe ninguno más, y no paran de entrar por la frontera a razón de 50 o 60 al mes”, alerta Vivas para señalar que la gravedad del problema reside en que, además del incremento de menores, “nadie da respuesta ni solución”. “A mí se me ha dicho desde las más altas instancias del Gobierno que la solución está en la reagrupación familiar de los menores, cosa que comparto, pero también se me ha dicho que el Gobierno iba a actuar en beneficio de ese reagrupamiento, cosa que no veo”, lamenta Vivas para cuestionar dónde está el grupo parlamentario socialista ante este problema. “No está, y si lo está, en todo caso, es para decir que nosotros no ejercemos nuestras competencias debidamente”, reprocha el presidente ceutí.

Competencias
Recuerda el líder del Ejecutivo caballa que ante este problema ha hecho “de todo”. “Planteé devolver la competencia de Menores y me tacharon de todo, pero ahora leo que es posible que el Estado se haga cargo de una primera acogida y que luego se reparta de manera equitativa a los menores entre todas las comunidades autónomas”, dice para subrayar que esa era la “línea” en la que se propuso la devolución de competencias. “Quizás formalmente el camino no sea devolver las competencias, pero sigo pensando igual”, insiste el presidente para reiterar que igualmente el Estado es el que tiene las herramientas para atajar el problema por varios motivos.
En primer lugar, señala que los menores entran por la frontera, donde la Ciudad no tiene competencias, y en segundo lugar, apunta que la solución está en que vuelvan con sus familias y el retorno a su país de origen, pero la administración local tampoco tiene capacidad para hablar con el país vecino, ya que el 80% de los menores son marroquíes e incluso en Ceuta este porcentaje se eleva. En tercer lugar, apunta el presidente, cuando Ceuta y su capacidad de acogida se desborda, como ya ha ocurrido, “la única solución es que los menores se repartan entre todas las comunidades, pero la Ciudad Autónoma no tiene capacidad para tomar esa decisión”.
Ante este escenario, Ceuta no tiene capacidad de maniobra y Vivas reconoce que el Gobierno se siente “impotente”. “Esto nos desborda desde el punto de vista físico, porque Ceuta no tiene más capacidad de acogida; desde el punto de vista financiero, porque no tenemos más recursos para atender este problema; y desde el punto de vista competencial, porque no está a nuestro alcance el ejercicio de acciones normativas, reglamentarias o legislativas que permitan afrontar esto”, afirma el presidente para advertir que la ciudad no puede esperar más.
“Hay que pasar a la acción y no vale con decir que hay un grupo de trabajo. Ya no se puede más”, advierte el presidente, que no duda en calificar la situación de “desesperada”. “Nosotros, como Gobierno, nos sentimos absolutamente impotentes y somos muy conscientes de la gravedad del problema y de sus consecuencias”, explica para subrayar que se ha lanzado “una llamada de socorro” al Gobierno que se respaldará con un informe que se está preparando y que espera tener en los primeros días de enero.

Junto a Melilla
“Se está preparando un informe propuesta para someterlo al grupo de trabajo que hay creado en el ámbito de la Asamblea con participación de todos los grupos políticos para que esto se convierta en una llamada de socorro al Estado”, comenta el presidente para añadir que este camino se procurará recorrerlo con Melilla. “Lo haremos llegar al Gobierno de la Nación, a los grupos parlamentarios, al Defensor del Pueblo y a donde haga falta, porque esto es ya absolutamente insostenible. No es una contingencia previsible, el desbordamiento es manifiesto y rotundo”, apostilla Vivas.