www.melillahoy.es

El precio de las uvas de la suerte se mantiene este año en torno a los 2,60 euros el kilo

El precio de las uvas de la suerte se mantiene este año en torno a los 2,60 euros el kilo

Tras de una suculenta cena los melillenses dirán adiós a un año repleto de anécdotas y recibirán a un 2020 cuajado de incógnitas

martes 31 de diciembre de 2019, 04:00h
Los melillenses daremos la bienvenida al 2020 como marca la tradición, tomando las doce uvas de la suerte, una por cada campanada que resuene en el reloj de la Puerta del Sol en Madrid. Este año parece que se mantienen los precios. De hecho, en conocidos supermercados de la ciudad podía encontrarse el kilo a 2,60 euros, mientras que la uva enlatada, el pack de tres se podía encontrar a 2,19 euros.

Desde el inicio de las fiestas navideñas los mercados y fruterías de la ciudad han hecho buen acopio de este estimado compañero de fatigas de la Nochevieja española, y los precios, según clientes y vendedores, no difieren en exceso de los del resto del año. Lo cierto es que en algunos establecimientos podía adquirirse ayer medio kilo de uvas a un euro, en una oferta especial, mientras que en otros, el kilo se elevaba hasta los 2,6 e incluso los 3 euros. En otro gran supermercado, ayer se podía encontrar la tarrina de 750 gramos de uva fresca a 1,59 euros; copas de 12 uvas sin pepitas a 1,29 y el medio kilo a 3,25 euros. Otra gran franquicia, ofrecía ayer el kilo a 1,99 euros, el medio kilo a 0,79 céntimos y la copa de 12 uvas a 0,99 céntimos.

En cuanto a las uvas enlatadas, los precios son similares a los de otros años, rodando el euro o superándolo en un par de céntimos. Así es fácil encontrar latas a un euro, 1,10 euros o a 1,20 céntimos e incluso el pack de tres a 2,19 euros.

Las familias, en función de su economía serán las que decidan y ya se sabe que a falta de uvas, hay quienes incluso recurren a las pasas, a gominolas o incluso a las aceitunas con anchoas. Lo cierto es que no hay que dejarlo todo para última hora, máxime cuando hoy los comercios cerrarán muy temprano.

Historia
En cuanto a cómo tomar las uvas, existe una total libertad, ya que hay quien le quita las pepitas y la piel. El objetivo de todo esto es tomar las uvas evitando atragantarse.

La implantación de la costumbre de tomar las doce uvas, exclusiva de España, no se debe a motivos religiosos o culturales, sino más bien a meros intereses económicos. En la Nochevieja de 1909, los viticultores, en un esfuerzo desesperado de imaginación, consiguieron desembarazarse del excedente de aquella temporada inventando el rito de tomar las uvas de la suerte en la última noche del año. Aquella moda pronto se extendió por todo el país. El sentir generalizado es que comerse las doce uvas a medida que van sonando las campanadas de medianoche es una manera de empezar el nuevo año con buena suerte.

28 segundos antes de las doce de la noche del 31, la bola de latón del reloj del edificio principal de la Puerta del Sol descenderá por su propio peso, dando paso al típico repiqueteo anunciador de que el año 2019 está a punto de terminar. Luego sonarán los cuatro cuartos y después las 12 campanadas, con un intervalo de tres segundos entre una y otra, tiempo suficiente para ir tomando una a una las doce uvas de la suerte.

Tradiciones en torno a las uvas
Pero alrededor de esta tradición ha surgido toda una serie de rituales cada vez más complejos. Así hay quien recomienda utilizar ropa interior amarilla porque trae mucha prosperidad, o de color roja porque permitirá encontrar el amor ideal. Si la ropa interior se usa al revés, se tendrá mucha ropa nueva. Desde MELILLA HOY deseamos a todos los melillenses un feliz y emocionante 2020.